PUBLICIDAD

Un millón de consecuencias para el año 2022 – @dralvaroportm

Si bien es cierto que el aumento del salario mínimo y el auxilio de transporte en Colombia se aprobó con un alza significativa del 10.07% tasado en $1.117.172. Son muchos los panoramas que cambiarían en cuanto a indicadores se refieren, a pesar de que, los valores nominales incrementaron, habría que esperar el comportamiento de la inflación y deflación, y esperar en cuanto se mantienen los valores reales.

Palabras más y palabras menos, este incremento que arranca desde el 1 de Enero del año 2022, es un afloje y tira, una jugada más del gobierno Duque, que continúa engañando a todos los colombianos con acciones a priori, que terminan siendo retrógradas a corto y mediano plazo. Los bombos que le dan al alza no se comparan con los resultados en el futuro.

Analistas abducen que el incremento del salario mínimo generará presiones inflacionarias adicionales de forma directa e indirecta, porque hay varios precios que se fijan con el mínimo. Este panorama no es nuevo y año tras año quita más de lo que beneficia realmente. Sin duda alguna, en la medida que el dinero recibido sea más valorado y gastado, aparecerá mayor capacidad de endeudamiento, menos poder adquisitivo y más intereses corrientes. Los mayores beneficiados seguirán siendo los mismos; políticos, banqueros, empresarios y todo aquel que sea compadre del gobierno.

Considerando su función, el Ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, resalta que, el gobierno asume la responsabilidad de controlar vía decreto lo que esté a su alcance, para que los incrementos de bienes y servicios sean con el costo de la inflación. Pero al no mencionar los efectos adversos de esta medida omite su responsabilidad y se lava las manos para que sea el papel que aguante todas las contraindicaciones que se nos vienen.

La marea cambió, pero el rumbo es el mismo con poca velocidad. Colombianos seguimos siendo los últimos en esta carrera desmedida, es el momento de castigar y devolverles el favor que nos hacen los políticos populistas y dicharacheros. Este es el accionar de un gobierno impávido y desgastado que busca perpetuarse en el poder.

Las cuentas están claras y definidas quedando registradas de la siguiente manera: Hora: $4.166 – Día: $33.333 – Mes: $1.000.000 – Auxilio de Transporte: $117.172.

Habría que esperar variables que se van a dar porque a esta novela le faltan más capítulos que contar, como: incrementos de la canasta familiar, arriendo, soat, salud, tasa del dólar, bienes, servicios y demás ítems. Es el momento colombianos de saber elegir y poder cambiar este esquema que para algunos optimistas es el camino del éxito y no debe cambiar, pero que a a muchos desfavorece, somete y compromete.

LaVibrante.Com