43 kilómetros de cemento que durante 28 años dividieron Berlín. El 10 de noviembre de 1989 luego de la noticia dada por el vocero del gobierno alemán Oriental Guenter Schabowski, anunciando erróneamente que los viajes al exterior serían permitidos con efecto inmediato, miles de personas comenzaron a derribar la emblemática división de concreto de 200.000 toneladas.

¿Qué ha pasado con esta después de tantos año?s. Comenzaron a ser vendidos los pedazos derribados. «Apenas unos pocos días después de la caída del Muro ya había ofertas del extranjero e interés manifiesto en comprarlo, al menos los segmentos pintados», le dijo a BBC Mundo la lingüista e historiadora Anna Kaminsky, autora del libro «Dónde están los restos del Muro de Berlín».

En Alemania fueron vendidos más de 360 segmentos del muro, hay 241 porciones de la antigua pared en 146 lugares del mundo, 57 de ellos en Estados Unidos, según registros de la Fundación. Países latinoamericanos cómo Uruguay, Argentina, Chile, Guatemala, Costa Rica y México también mantienen algunos tramos.

Parte de lo restante aún se conserva en Berlín, siendo monumento. Sin embargo, es confirmado que gran parte se destruyó y fue utilizado para reparar tramos de autopistas en Alemania. Opina la experta que tomar la decisión de vender los trozos fue “muy buena y conmovedora” pues este fue por muchos años objeto de sufrimiento, de separación de personas, de muerte y hoy es el que une personas del este y oeste.

loading...

Comentarios