PUBLICIDAD

«Popeye» fue trasladado a cárcel La Picota por problemas de salud

popeye-trasladado-la-picota-por-salud "Popeye" fue trasladado a carcel La Picota por problemas de salud

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias «Popeye», exjefe de sicarios de Pablo Escobar, fue trasladado desde la cárcel de máxima seguridad La Tramacúa, en Valledupar, hasta Bogotá por problemas de salud.

Según fuentes del Inpec, «Popeye» estaba recluido en un centro hospitalario de la capital del departamento de Cesar desde hace un mes por su situación medica. Debido a esto, el juicio que se le adelanta por extorsión fue aplazado el pasado 18 de diciembre porque Velasquez Vasquez «estaba en tratamiento medico», anunció su abogado.

Fuentes cercanas indicaron que ‘Popeye’ recibe cuidados por una grave enfermedad. El Inpec decidió que en la capital de la República se le garantizará un buen tratamiento medico.

Incluso su abogado, Andrés Villegas, solicitó la retención domiciliaria basados en que en La Tramacúa no podía recibir los cuidados que su salud le exigía, “su estado de salud es grave”, dijo. El mismo abogado tuvo que desmentir los rumores de un supuesto cáncer. «Es falso y estamos a la espera de un dictamen medico».

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Así se ve alias Popeye al sufrir de cáncer de estómago. El maleante fue trasladado a la clínica Buenos Aires.

Una publicación compartida por Mapa de Famosos (@mapadefamosos) el

A pesar de que en agosto del 2014 ‘Popeye’ quedó libre tras pagar 23 años de cárcel por delitos cometidos con el Cartel de Medellín, en mayo del 2018 fue recapturado según fuentes de las Fiscalía por seguir delinquiendo después de quedar libre.

Tiene investigaciones por hostigamiento agravado, amenaza, instigación para delinquir y obstrucción a la justicia por ocultar elementos materiales probatorios, debido a trinos que hizo en su cuenta de Twitter contra diferentes personas, incluido uno dirigido al excandidato a la presidencia Gustavo Petro.

También está vinculado en la investigación del asesinato de Guillermo Cano, perpetuado en diciembre de 1986.

 

LaVibrante.Com