Promueven la leche en botella de vidrio para sustituir la de plástico en el Quindío

Vendiendo leche en botella de vidrio, unos empresarios quindianos promueven el uso de este envase, para invitar e impulsar a los consumidores a reducir el uso del plástico y volver a la tradición de hace muchos años.

El representante legal de Hecho en Filandia, Hecho con Amor, Alejandro Tamayo, explicó que como organización están apuntándole a la producción limpia y fomentando el comercio justo.

Esto se ve reflejado en un proceso que reduce a cero, la utilización de productos químicos en los suelos, para obtener unos resultados a base de elementos biológicos.

“A los productores les estamos pagando por encima del costo de producción, sin importar los intervalos que hay en el comercio actualmente, ya que al pequeño no le bajan los costos; al consumidor tampoco lo queremos afectar con altos precios”, indicó el empresario.

Alejandro afirmó que cuando se adelantan procedimientos y se aplican productos naturales, la leche en este caso, sale de mejor calidad en cuestión microbiana.

“Nosotros antes manejábamos entre 60 mil y 80 mil en el conteo de bacterias, hoy con esta producción solo llegamos a 4 mil o 5 mil en el conteo de las bacterias”, precisó Alejandro Tamayo.

En cuanto al uso de la botella de vidrio para vender la leche, Alejandro expresó que ha sido un proceso difícil, pero que ya están repartiendo unos 300 litros semanales a clientes de Armenia, Pereira y el municipio de Filandia (Quindío), que están contentos con volver a esta forma de recibir el lácteo.

“A mí me tocó la época cuando llegaba la botella de leche a la casa. Empezamos con esa idea porque era la más sencilla y las más fácil, no teníamos qué invertir en el empaque porque el consumidor compra la botella y simplemente se le cambia por una llena y se le sigue cobrando el contenido”, dijo el representante de Hecho en Filandia.

Estos emprendedores quieren lograr que se masifique de nuevo esta forma de suministrar la leche en los hogares. El líquido que venden es entero y crudo, para que se hierva en la casa, a un costo de 1.600 pesos.