PUBLICIDAD

Niño que cae de un teleférico en Italia sobrevive

En el lugar de los hechos habían muchos extranjeros que estaban de paseo en la ciudad de la bota. Catorce vidas perdidas fueron lamentadas durante un tiempo, un ‘milagro’, según muchos, dio esperanza en medio de la tragedia: un niño había sobrevivido.

Eitan Biran, de 6 años, perdió a sus familiares en el accidente y, aunque sobrevivió, estuvo al menos dos meses en cuidados y en proceso terapéuticos.

Este sábado, sin embargo, fue víctima de una nueva tragedia: fue secuestrado por su propio abuelo.

Cayó la noche y no se supo nada ni de Shmuel ni de su nieto. Una tía del pequeño, preocupada por desconocer su paradero, alertó a las autoridades e iniciaron la investigación. En principio no había mayores indicios, sin embargo, el propio Shmuel se encargó de dilucidar el tenebroso panorama por medio del envío de un misterioso mensaje de texto: “El niño ha vuelto a casa”. Lo que se supo después es que abordó un avión privado y se llevó a su nieto hasta Israel.
La conmoción no se hizo esperar. Se cruzaron diversas llamadas de país a país, entre las autoridades pertinentes e incluso entre las mismas familias en disputa, con el fin de solucionar lo que, para muchos, fue el rapto del menor por parte de su abuelo, quien, además, entabló todo un operativo digno de sus tiempos en el ejército para sacar al niño de Italia.
Gali Peleg, residente en Tel Aviv y tía materna de Eitan, le dio un espaldarazo al exmilitar Shmuel por su ‘maniobra’ en Italia. Ella habló ante los micrófonos de un medio radial israelí y enfatizó en que no secuestraron al pequeño, solo “lo trajimos a casa”.

“Tuvimos que hacerlo puesto que no teníamos información sobre la salud física y mental de Eitan. Tienen a Eitan como un rehén. Los están alienando completamente”, afirmó. Dijo que otra de sus intenciones como familia es que Eitan frecuente una escuela judía y no una católica, tal como, al parecer, hacía en Italia. Porque, si aún faltaba otro frente por abrir en el escabroso suceso, era el religioso.

Milo Hasbani, presidente de la comunidad judía de la ciudad de Milán, se pronunció al conocer el operativo orquestado por Shmuel. “Condenamos y lo juzgamos como gravísimo el secuestro de Eitan; nos parece casi absurdo tener que decir que un buen judío puede crecer en cualquier parte, y espero que su caso no se instrumentalice con fines políticos”.

LaVibrante.Com