Respondiendo a la necesidad de analizar la realidad que atraviesan los animales, tanto en Barranquilla y el departamento del Atlántico, la Fundación Refugio Animal Pradomar, en cabeza de su directora Gina Hernández organizó una reunión donde conocedores del tema y la sociedad en general pudieron aportar ideas y soluciones, que conllevaron a la creación de la primera Red de Animalistas del Atlántico con el fin de ofrecer bienestar integral a los animales.

Hernández quien lleva liderando su fundación hace 10 años, pero que cuenta con una experiencia de 18 en bienestar y maltrato animal, estuvo rescatado mascotas durante las inundaciones en Campo de la Cruz a causa del rompimiento del Canal del Dique, en el 2010. Cuenta que sólo iba a rescatar alrededor de 20 perros, pero regresó con 200, porque los mismos animales se acercaron a ‘a pedirle ayuda’; de allí su corazón siempre le dice que sí a los más necesitados, llegando hoy a alimentar, diariamente, a 130 perros y 55 gatos en su refugio.

A la reunión asistieron representantes de la Organización ‘Voces 4 Patas’ y ‘Animalatón’, veterinarios, abogados, adiestradores caninos, animalistas, dueños de mascotas, personas interesadas en la protección animal y Pedro Lemus, gestor y líder del sector público en el Atlántico, con quien pudieron consensuar y trazar una agenda de trabajo en los siguientes frentes:

  1. Creación de la Red de Animalistas del Atlántico para que sea la encargada de fomentar, al lado del Gobierno Nacional y Local, la política pública de protección ambiental y animal para el Atlántico.
  1. Creación de una Oficina de Protección Animal adscrita a la Gobernación del Atlántico, por medio de la Secretaría de Salud, donde se puedan canalizar recursos del Gobierno Nacional y Departamental, y se ocupe de la educación y concientización desde los colegios, vacunación y esterilización de animales.
  1. Construcción de un Centro de Protección animal en zona rural del Atlántico donde los animales tengan condiciones de vida digna mientras se recuperan, para luego darlos en adopción.
  1. Adquisición y puesta en funcionamiento de una ambulancia pública para atención de animales de la calle. Medellín y Bogotá son pioneras en este tema.
  1. Reemplazo de vehículos de tracción animal por otros medios que le permita a sus dueños seguir generando el sustento.

Lemus indicó que el bienestar animal no sólo debe concebirse para los animales domésticos sino en general, además que hay que atacar un tema cultural que pone en riesgo de extinción a especies locales. Señaló que desde el departamento se han tomado medidas para la preservación de fauna y flora, como es el caso de las áreas protegidas de Los Rosales y Luriza, bosques secos tropicales donde habita el mono tití cabeciblanco, especie endémica de la región y que se encuentra, actualmente, en vía de extinción.

“También se acaba de reglamentar la zona de reserva El Palomar ubicada en el municipio de Piojó, 700 hectáreas, donde se encuentra una variedad de fauna silvestre y flora que son importantes para la conservación y preservación de nuestro entorno y el planeta en general”, expresó.

Audio: Pedro Lemus

Ley de protección animal

El 6 de enero de 2016 el Gobierno sancionó la Ley 1774 con la que los animales pasaron de ser vistos por la legislación como bienes muebles, a ser elevados a la categoría de seres sintientes con derechos.

Esa legislación, compuesta por 11 artículos, expresa que el trato a los animales se basará en el respeto, la solidaridad, la compasión, la ética, la justicia, el cuidado, la prevención del sufrimiento, la erradicación del cautiverio y el abandono, así como de cualquier forma de abuso, maltrato, violencia y trato cruel.

Las personas que deseen hacer parte de la Red de Animalistas del Atlántico pueden comunicarse al celular de Gina Hernández, de la Fundación Refugio Animal Pradomar al 301 6081470.

Audio: Directora Gina Hernández

Comentarios