Así lo declaró Patrick Crusius, el autor del tiroteo que se produjo en el estado de Texas, Estados Unidos, el 3 de agosto y que dejó 26 heridos y 20 muertos. El joven de 21 años de edad horas antes de perpetrarse el siniestro publicó un manifiesto en el que afirmó que sus acciones eran “una respuesta a la invasión hispana de Texas”.

El documento fue publicado en el sitio 8chan, medios locales tildan la web como un lugar sin censura en la que anteriormente ya han difundido otros manifiestos extremistas.

Se pudo conocer que una hora antes del hecho la misiva del joven fue publicada, aludiendo a los hechos de Christchurch, Nueva Zelanda, ciudad en la que un hombre blanco asesinó a 51 personas que estaban dentro de una mezquita.

“En resumen, Estados Unidos se está pudriendo de adentro hacia afuera, y los medios pacíficos para detener esto parecen ser casi imposibles. La verdad incómoda es que nuestros líderes, tanto demócratas como republicanos, nos han estado fallando durante décadas “, reza el texto.

En el documento se fustiga a los hijos de los inmigrantes. El manifiesto, publicado una hora antes de los hechos violentos, señala que aunque quienes entran a territorio estadounidense “hacen el trabajo sucio, sus hijos no lo hacen”.

“Quieren vivir el sueño americano, así que van a la universidad y consiguen trabajos altamente cualificados. Por eso las empresas los quieren” y es por esa razón que el joven aseveró que el acto tenía como objetivo: defender a su país “del reemplazo cultural y étnico provocado por una invasión”.

También se quejaba de que el rifle AK-47 que eligió “no estaba diseñado para disparar rápidamente, por lo que se sobrecalienta mucho después de que se disparan unos 100 tiros en sucesión rápida”. Para contrarrestar esto, dijo que usaría un guante resistente al calor.

“La captura en este caso es mucho peor que morir”, escribió Patrick en el manifiesto. Al mismo tiempo, expresó la necesidad de actuar contra los hispanos de que perdiera el valor.

“La captura en este caso es mucho peor que morir durante el tiroteo porque de todos modos recibiré la pena de muerte”, señala el texto.

El joven fue capturado sin que hubiera necesidad de que la policía de ese país levantara fuego en su contra. Tras conocerse sobre el escrito, el jefe de la policía del El Paso, Greg Allen, aseguró que el manifiesto indica que todo se trató de un crimen de odio.

Pena de muerte

El fiscal del distrito, Jaime Esparza, dijo en comparecencia a medios de comunicación que el cargo del Estado es asesinato capital. El funcionario aseveró que este delito “es elegible para la pena de muerte”.

Por su parte el fiscal por el distrito Oeste de Texas, John Bash, afirmó que el siniestro perpetrado por el joven de 21 años de edad es considerado como un caso de terrorismo doméstico.

Comentarios