Jair Bolsonaro facilita la posesion de armas para el “ciudadano de bien” en Brasil

Este martes el presidente brasileño Jair Bolsonaro, cumplió con una de las promesas estrella de su programa electoral, facilitar la tenencia de armas. “El ciudadano de bien podrá tener paz en su casa”, manifestó Bolsonaro, resaltando que no estaba haciendo nada más y nada menos que “reformar” un derecho de la población.

El líder de la ultraderecha hacía referencia a un referéndum celebrado en 2005 en que la mayoría de brasileños decidió no prohibir la comercialización de armas en el país. En su opinión, el entonces Gobierno de Lula da Silva hizo de todo para anular esa decisión a través de decretos y medidas alegales.

“El pueblo decidió comprar armas y municiones y nosotros no se lo podemos negar”, afirmó Bolsonaro. El decreto firmado por Bolsonaro trata únicamente de la tenencia, es decir, del derecho a mantener un arma de fuego en casa o en el lugar de trabajo. Para facilitar el porte de armas (poder salir con ella a la calle, algo que Bolsonaro también pretende aprobar) se necesita el aval del Congreso Nacional.

El decreto de Bolsonaro también obliga a tener una caja fuerte para las armas en las casas donde vivan “niños, adolescentes o personas con deficiencia mental”, aunque bastará una declaración diciendo que se cuenta con ese compartimento seguro.

El mandatario brasileño acabo con el requisito que existia antes de demostrar ante la Policía Federal la “necesidad efectiva” de contar con un arma, algo que según el actual Gobierno era demasiado subjetivo y daba pie a que muchas de las peticiones se denegaran.

También se le permitirá a cada ciudadano que compre hasta cuatro armas.