Al comenzar el nuevo año, Israel y Estados Unidos anunciaron oficialmente su retiro de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En medio de preocupaciones porque la organización fomente el sesgo propalestino, los dos países habían anunciado hace más de un año su decisión de retirarse.

“Está corrompido y manipulado por los enemigos de Israel, y continuamente se enfoca en el único Estado Judío para la condena. No vamos a ser miembros de una organización que actúa deliberadamente contra nosotros” manifestó el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon.

En octubre de 2017, la administración de los Estados Unidos anunció su retiro de la UNESCO debido, entre otras cosas, a su supuesta obsesión con Israel, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu declaró que estaba siguiendo el liderazgo de los Estados Unidos.

“Esperamos que la organización cambie sus formas pero no estamos confiando en que suceda; por lo tanto, mi directiva de dejar la organización es válida y seguiremos adelante para llevarla a cabo”, declaró unos días después.

Comentarios