Este viernes el gobierno de Colombia responsabilizó al Ejército de Liberación Nacional (ELN) por el atentado terrorista en la Escuela de Policía General Santander que dejó 21 muertos y 68 heridos.

“Fuera de haber sido un ataque terrorista repudiable, fue una violación flagrante de los derechos humanos”, dijo Guillermo Botero, ministro de defensa, quien resaltó la labor del presidente Iván Duque en respuesta al atentado contra la Escuela de Policía. “Fue un acto terrorista del ELN”, expresó.

Según Botero el atentado llevaba al menos unos 10 meses de planeación. También confirmó que el vehículo entró por una puerta lateral de la instalación.

El Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, confirmó la identificación del autor material del atentado como José Aldemar Rojas Rodríguez. “Apolíticamente, se puede decir que es un miembro del ELN“, afirmó.

Botero manifestó que Rojas Rodríguez era conocido en la organización terrorista como alias ‘Mocho Kico’. Hasta el atentado contra la Escuela de Policía, el terrorista llevaría más de 25 años con el ELN. De estos, habría hecho parte como explosivista desde 2003.

De acuerdo con el ente investigador otra de las conexiones entre el atentado y el Eln, fue el hombre que capturaron en la madrugada de este viernes y que dejó en evidencia su participación y su posible adherencia al grupo armado,  tras una interceptación telefónica.

Comentarios