Tras dos años de iniciada la obra, el alcalde Enrique Peñalosa entregó en la mañana del lunes 10 de junio el puente vehicular de la calle 183 que conecta Suba y Usaquén, lo cual permitirá que los ciudadanos reduzcan hasta 30 minutos sus recorridos.

La estructura, tuvo una inversión de $31.000 millones y generó cerca de 430 empleos directos e indirectos. Cuenta con tres carriles de 3.50 metros, 290, 12 metros de longitud, un puente peatonal y un espacio público renovado.

Esta obra beneficiará a por lo menos 154.000 personas que se encuentran ubicadas en el norte de la ciudad, se pretende mejorar la movilidad para los ciudadanos de los barrios San Antonio Norte, Rincón del Puente, Tibabita y Verbenal de la localidad de Usaquén, así como Mirandela, Tejares del Norte y Nueva Zelandia de la localidad de Suba.

Este puente vehicular permitirá la conexión de la Av. San Antonio, conocida como calle 183 desde la carrera Séptima hasta la Av. Carrera 54. Donde transitarán alrededor de 12 mil vehículos cada hora.

Comentarios