Un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia, aplicaron un proyecto pedagógico-comunicacional por siete meses donde lograron que en el  57% de los conflictos del sistema de transporte las personas cambiaran su forma de actuar y relacionarse.

Alrededor de 120 personas participaron como mediadores organizados en 15 estaciones diferentes, la mayoría, de las facultades de Artes, Ingeniería y Derecho.

En total se registraron 1.096 situaciones, las cuales se interpretaron de la siguiente manera:

  • 29%: Agresión verbal.
  • 24%: Situaciones que afectan la salud.
  • 15%: Riñas.

El objetivo principal de este proyecto, es lograr que los ciudadanos creen una identidad y apropiación tanto de la ciudad como del Transmilenio, que no sea visto como un espacio transitorio, puesto que el 10% del tiempo es gastado en este transporte público.

Los conflictos que más se presentan son los de aquellas personas que retrasan la entrada a los articulados esperando un puesto, los ciudadanos que desconoce a la población vulnerable y asimismo la irrespeta, la entrada y salida por las puertas de las estaciones y por último la evasión del pago de cada pasaje.

Partiendo de estos conflictos que se viven día a día, se realizaron actividades pedagógicas en las cuales se regulaba el uso correcto de las filas para el abordaje a los alimentadores y articulados, lo cual logró establecer normas de convivencia además de cultura ciudadana.

El trabajo de los mediadores fue motivar a los usuarios a hacer la fila de forma correcta, para que así entendieran que era un beneficio para todos, sin embargo, algunas personas no hacen la fila por iniciativa propia, sino cuando hay presencia de mediadores.

Comentarios