Flamengo jugó el mejor partido de un latino en las finales del Mundial de Clubes desde 2012

Flamengo-mejor-rendimiento-finales-Mundial-de-Clubes-2012 Virgil Van Dijk disputa un balon con Giorgian De Arrascaeta. Agencia EFE
WhatsApp

Liverpool sumó a su vitrina el Mundial de Clubes al derrotar en Doha, Catar a Flamengo por 1-0, con gol de Roberto Firmino en la prórroga. El partido tuvo opciones de los dos equipos, con un tramo del encuentro donde Flamengo complicó a los ingleses. Es la mejor actuación de un latinoamericano en este torneo en los últimos 7 años.

El equipo de Jurgen Klopp demostró porqué son los mejores del mundo al derrotar a un Flamengo que soportó hasta el minuto 99 al poderoso ataque ingles y que dejó la mejor imagen que un equipo sudamericano ha hecho desde el 2012 en este torneo.

Desde aquel Corinthians que derroto al Chelsea con el gol del peruano Paolo Guerrero, las actuaciones latinas se han contado en fracasos y derrotas. En tres finales no han estado equipos latinoamericanos (Atl. Mineiro, Atl. Nacional y River Plate) y en otras tres veces quedaron subcampeones (Gremio, San Lorenzo y River Plate).

Para no repetir esto, Flamengo se decidió por «europeizar» su equipo. De la mano del entrenador portugués Jorge Jesus y una camada de jugadores con kilos de experiencia en Europa (Diego Alves, Rafinha, Diego, Pablo Marí, Filipe Luis, Gerson, entre otros), Flamengo pudo plantarle cara a todo un Liverpool, con lo que eso significa.

 

Basándose en las estadísticas, a esta decisión solo le hizo falta la puntada final para ser exitosa.

Analizando desde el 2012, en las cuatro finales que han disputado equipos europeos contra latinoamericanos, Flamengo es el único que logro imponerse en la posesión a su rival con un 54% de tenencia contra 47% de los «Reds». Corinthians aun ganando el titulo en 2012 quedo por debajo en la posesión contra el Chelsea, que lo supero con un 54%.

En disparos a puerta, Flamengo es el equipo que más veces vulneró la defensa de su rival, logrando chutar 15 veces, seis de ellas al arco. Corinthians y River dispararon nueve veces donde el equipo argentino en cinco ocasiones exigió a su arquero rival y Corinthians solo en dos. San Lorenzo tuvo ocho tiros, tres de ellos hacia los tres palos y Gremio solo tuvo un tiro por fuera.

Hasta en la cantidad de faltas cometidas Flamengo puntúa positivamente: Es el equipo que menos infracciones cometió en las finales del Mundial de Clubes desde el 2012. Solo tuvo 15 intervenciones del árbitro contra 22 del Liverpool (un dato que no supera a las 12 faltas que le pitaron a Gremio contra el Real Madrid). Lo cual también habla del buen desempeño del cuerpo arbitral, con corrección acertada del VAR incluida y de la intención de los jugadores por evitar cortar el juego.

Flamengo jugó el mejor partido de un latino en las finales del Mundial de Clubes desde 2012
Liverpool’s Egyptian midfielder Mohamed Salah celebrates scoring his team’s first goal during the UEFA Champions League final. (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP) (Photo credit should read PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP/Getty Images)

A pesar de todo la sensación del partido era que el Liverpool en cualquier momento iba a definir la historia. En la prórroga el «Fla» valientemente siguió atacando, pero en uno de esos intentos, Filipe Luis subió por su banda izquierda, dejó su zona desprotegida y en esa pequeña grieta el Liverpool no desaprovecho y en un contraataque definió todo. Ya antes Firmino había tenido un par de ocasiones claras por fuera y una pelota en el palo.

Flamengo es el club que más dinero recaudó en Brasil por derechos de televisión en el 2018, con 220 millones de reales (55 millones de dólares), según un estudio del banco Itaú BBA. Esto sumado a la venta de Lucas Paquetá por 25 millones de euros y de Vinicius Junior por 45 millones, más una estructura financiera saneada y transparente, convierten al equipo de Rio de Janeiro en uno de los pocos equipos capaces de igualar sueldos europeos.

Este proceso no pudo coronar la proeza de hacerse con el título de «mejor equipo del mundo», pero da cuenta de que se debe hacer si algún día un equipo latino piensa plantearse como objetivo principal no ir por la Libertadores, sino por el Mundial de Clubes.