PUBLICIDAD

Erupción en un volcán de Nueva Zelanda ha dejado 5 muertos y varios heridos

Más de cincuenta turistas visitaban la isla deshabitada de Whakaari, Nueva Zelanda, cuando el pasado lunes el volcán erupcionó dejando un saldo de dieciocho heridos que fueron rescatados y otros cinco fallecidos. Así lo indicó Jonh Tims, portavoz de la policía

«No se observan señales de vida en la isla. No creemos que queden supervivientes.», explicó la policía, tras el reconocimiento aéreo. La erupción se registró a las 14.11 hora local y dejó una nube de ceniza que se extendió 48 kilómetros al norte.

Tims también señaló que la isla es impenetrable por lo que no han podido regresar, el riesgo es inminente ante la inestabilidad del terreno y la amenaza de nuevas erupciones. Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda dijo que siguen en la búsqueda de supervivientes y alertas a nuevos episodios sísmicos.

«Los heridos sufrieron de quemaduras, problemas respiratorios, lesiones en la cabeza, fracturas de huesos por el impacto de rocas», entre otras lesiones, describió a la emisora Newstalk ZB el director de operaciones de St John, Norma Lane.

La isla, que es visitada anualmente por 10 mil personas, continúa en alerta.