El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo el domingo que el presidente Donald Trump ordenó la retirada de hasta 1.000 soldados estadounidenses del norte de Siria, en momentos en que unas 130.000 personas huyen de la zona bajo ataque turco.

«Hablé con el presidente anoche después de sostener discusiones con el resto del equipo de seguridad nacional y él ordenó que comenzáramos un retiro deliberado de nuestras fuerzas en el norte de Siria», dijo Esper a la cadena CBS.

El secretario de Defensa detalló a Fox News que el número de soldados a retirar sería «menos de 1.000».
Los enfrentamientos han tenido lugar en el noreste de Siria desde el miércoles, cuando Ankara lanzó una ofensiva contra las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por los kurdos y a las que considera «terroristas» vinculadas con insurgentes dentro de Turquía.

«Nos encontramos con que
probablemente tendremos fuerzas estadounidenses atrapadas entre dos ejércitos enfrentados y es una situación bastante insostenible», justificó Esper.

«Hay una situación realmente dramática allí. Una situación provocada por los turcos, por el presidente Erdogan», añadió el jefe del Pentágono.

Esper afirmó que Washington se había enterado en las últimas 24 horas de que Turquía tenía intención de extender su ataque más al sur de lo previsto en un primer momento y también hacia el oeste.

loading...

Comentarios