PUBLICIDAD

Colombia, Alemania, Noruega y Reino Unido, unidos para reducir la deforestación en Colombia

Colombia está comprometido en la reducción de la deforestación y el desarrollo de programas de gran impacto que apoyen la protección de los bosques y las comunidades étnicas. Para apoyarlo en el cumplimiento de estos objetivos, Alemania, Noruega y Reino Unido confirman su apoyo de hasta 366 millones de dólares.

La Declaración conjunta de intención que se firma hoy durante la Cumbre del Clima, COP25, en Madrid, extiende la cooperación entre estos cuatro países para los bosques y el cambio climático hasta el 2025. La alianza se inició oficialmente en la COP21 de cambio climático de París en 2015.

“A través de esta alianza, Colombia está ganando la batalla contra la deforestación y, precisamente, con ese objetivo se estableció el Consejo Nacional de Lucha contra la Deforestación y otros Crímenes Ambientales Asociados (Conaldef).

“Ahora, con esta nueva fase de cooperación entre Noruega, Alemania y Reino Unido, continuaremos fortaleciendo nuestra capacidad para reducir las tendencias de deforestación a nivel local, fomentando los beneficios sociales y económicos”, dijo Ricardo Lozano Picón, Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia.

La renovación de esta Declaración impulsa y refleja los planes de Colombia para atacar el sustancial incremento en la deforestación que ha ocurrido desde 2016, como resultado de los desafíos recientes en algunas regiones, principalmente en la Amazonía. Además, es un reconocimiento a la capacidad del país para revertir esta tendencia, que en 2018 se redujo en un 10% comparado con 2017.

Colombia informa que la tendencia positiva continúa en 2019. Las alertas de deforestación en la Amazonía se han reducido en un 12% en el tercer trimestre de 2019, en comparación con el mismo período del año pasado.

“La ambición y compromiso de Colombia para reducir la deforestación es de importancia global”, manifiesta Ola Elvestuen, Ministro de Clima y Ambiente de Noruega, y agrega “no podemos frenar el cambio climático sin detener la deforestación. La comunidad internacional debería sumarse para movilizar millones de dólares al año, con el fin de apoyar a los países boscosos a lograr la reducción de sus emisiones”.

Reconociendo la lucha contra la deforestación como una cuestión de estado, el Gobierno colombiano muestra su determinación para revertir la creciente tasa de deforestación a través de enfoques multidimensionales e integrales.

Colombia implementará una serie de acciones en las áreas más afectadas por la deforestación. Los bosques naturales cubren casi 60 millones de hectáreas del territorito colombiano, convirtiéndolo en uno de los lugares más biodiversos del planeta, hogar de numerosas especies de fauna y flora y de comunidades locales y pueblos ancestrales con una gran riqueza cultural.

Para 2022, Colombia habrá realizado la restauración de 200.000 hectáreas y ampliará áreas con un manejo sostenible y fortalecerá a los pequeños agricultores para que produzcan de manera sostenible. En las zonas de amortiguamiento de la Amazonía, Colombia extenderá la conservación forestal y acelerará la restauración.

Para apoyar los esfuerzos de Colombia para reducir la deforestación y promover el desarrollo sostenible, los países europeos contribuirán con 366 millones de dólares hasta 2025. De esta cifra, 260 millones de dólares corresponderán a pagos por reducción de emisiones logradas y USD 106 millones serán para contribuciones para implementación de objetivos y políticas.

Svenja Schulze, Ministra de Ambiente de Alemania, acoge este enfoque colombiano para proteger sus bosques. “Estamos unidos en los esfuerzos para reducir la creciente presión de los bosques y demuestra los compromisos de nuestras naciones para impulsar acciones climáticas ambiciosas. Estamos convencidos que las economías prosperas y los ecosistemas saludables son interdependientes”, dijo.

Entre los objetivos nacionales a los que se hace referencia en la Declaración firmada hoy, se incluyen:

• Para 2022, Colombia incluirá 195.000 hectáreas adicionales bajo su programa de pago por servicios ambientales, incluyendo aquellas localizadas en territorios colectivos de grupos étnicos.

•Para 2022, se llevarán a cabo procesos de restauración en 200.000 hectáreas en áreas de alta deforestación, incluyendo áreas localizadas en territorios colectivos de grupos étnicos.

•Para 2025, 500.000 hectáreas tendrán una gestión sostenible de los bosques en el marco del programa nacional de Forestería Comunitaria.

•Para 2022, 147.000 hectáreas adicionales se encontrarán bajo sistemas de ganadería sostenible y cero deforestación.

LaVibrante.Com