PUBLICIDAD

Aumenta la movilización de los chalecos amarillos

Este sábado 84.000 ‘chalecos amarillos’ volvieron a manifestar en varias ciudades de Francia y 8.000 de ellos en París, casi 90.000 personas más salieron a protestar, aunque el nivel de violencia fue menor que el pasado sábado.

Estas protestas tienen lugar en vísperas del proceso de diálogo nacional que comienza el martes. Estos estados generales son la respuesta al malestar ciudadano que no cede aunque por primera vez el apoyo en las encuestas baja diez puntos. Aunque aún supera el 50%. El presidente Emmanuel Macron publicará el lunes una carta a todos los franceses.

La manifestación de París dispuso de servicio de orden y tenía un recorrido aceptado por la autoridad. Una novedad en un movimiento sin líderes, que hasta ahora no pedía permiso para sus marchas.

El servicio de orden, liviano, apenas identificado por brazaletes logró contener a los manifestantes más fogozos.

El primer ministro, Édouard Philippe, comunicó el lunes, después de los disturbios del sábado pasado, que el Gobierno legislará para sancionar a los participantes en manifestaciones no declaradas y para crear un registro de agitadores, de forma que se les pueda impedir su presencia en las protestas.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, había prometido estos últimos días una respuesta «extremadamente firme» si se volvían a repetir los episodios de violencia.

LaVibrante.Com