PUBLICIDAD

Adolescente se inyectó mercurio para ‘convertirse’ en X-men

El curioso caso lo protagonizó un adolescente de 15 años al extraer mercurio de un termómetro e inyectárselo tres veces porque quería ser Wolverine en la vida real.

Afortunadamente, en su idea de ser el superhéroe de X-Men, el joven no resultó envenenado.

Según el informe del Centro Nacional de Información Biotécnica de Reino Unido, el menor ya tenía antecedentes de estas prácticas por lo que descubrieron en su historia médica: “Informamos del caso de un niño de 15 años, inspirado en una película, que deliberadamente se inyectó mercurio por vía subcutánea en el antebrazo, lo que provocó la formación de una úlcera que no cicatrizaba. La histopatología de la biopsia confirmó el diagnóstico.

Curiosamente, tenía un historial de múltiples mordeduras de arañas para simular al Hombre Araña”.

LaVibrante.Com