PUBLICIDAD

Adjudican obras complementarias del Puente Pumarejo después de su inauguración

El Gobierno Nacional, a través del Instituto Nacional de Vías (Invías), con una inversión de $6.759 millones y luego de la evaluación de 261 propuestas nacionales, adjudicó los contratos de obra e interventoría para la construcción de las obras complementarias al nuevo Puente Pumarejo con un plazo de ejecución de 5 meses.

Para el contrato de obra correspondiente a la licitación pública LP-DO-GPE-031- 2020, el Invías recibió 189 propuestas, el cual fue adjudicado a la firma Donado Arce & CIA S. A. S., por un valor total de $6.238 millones.

A su vez, el concurso de méritos CMA-DO-GPE-112-2020 para la interventoría, la entidad recibió 72 ofertas, y fue adjudicada al Consorcio Rocavial por un valor total de $522 millones.

La Ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez, aseguró que “la pluralidad de oferentes que obtuvo el Invías durante esta convocatoria, un total de 261, es un claro reflejo del trabajo transparente y eficaz por parte del sector de la infraestructura con los proyectos que proveen conectividad regional y rentabilidad social”.

El Director Operativo del Instituto, Juan Esteban Romero Toro, aseguró que “estas obras contemplan la implementación de un paso peatonal semaforizado sobre la vía nacional para acceder al barrio la Chinita, la adecuación de 2 vías de acceso al barrio, la canalización de gran parte del arroyo San Diego y la construcción del retorno Barranquilla – Barranquilla que le permitirá a los usuarios de la vía urbana retornar a la ciudad sin acceder al nuevo puente Pumarejo y darán una solución vehicular a las estaciones de servicio y parqueaderos localizados en el costado sur de la vía Barranquilla – Santa Marta”.

De esta manera el sector transporte ratifica su compromiso con el nuevo Puente Pumarejo y con las comunidades aledañas al proyecto, desarrollando obras con alta rentabilidad social para el beneficio de las comunidades, mejorando así, la conectividad vial y la calidad de vida para los barranquilleros, indica el Gobierno.