PUBLICIDAD

A la cárcel El Bosque de Barranquilla dos rumanos y un colombiano, presuntos clonadores de tarjeta

La contundencia del material probatorio recaudado por la Fiscalía 15 local de Barranquilla permitió que el Juzgado 12 Penal Municipal con funciones de control de garantías de Cartagena impusiera medida de aseguramiento privativa de la libertad a dos ciudadanos rumanos y un colombiano señalados de clonar tarjetas débito y crédito en el norte del país.

Se trata de los extranjeros Sorin Cretu, Ionel Baluta y Luis Alberto Salazar Espinel, quienes estarían implicados en los delitos de acceso abusivo a un sistema informático y violación de datos personales con circunstancias de agravación, y quienes vendrían afectando la seguridad ciudadana en los departamentos de Bolívar y Atlántico.

Los nombres de los capturados fueron revelados por una fuente humana que, el 23 de julio pasado, narró cómo en un edificio del centro de Cartagena (Bolívar) habría sido establecido un centro de operaciones para clonar tarjetas de entidades financieras nacionales e internacionales.

Los agentes de policía judicial adelantaron las investigaciones correspondientes y capturaron en flagrancia a los tres hombres cuando se encontraban en un apartamento ubicado en un lujoso edificio en el sector de Bocagrande, en Cartagena.

Una orden de allanamiento y registro ejecutada el 25 de julio pasado permitió incautar 47 tarjetas entre débito y crédito, mucha de ellas al parecer falsas; dos computadores, una memoria USB, un CD y varias libretas con manuscritos.

La fortaleza de los argumentos expuestos por el fiscal del caso en la audiencia de imputación de cargos, realizada el 28 de julio pasado, permitió que el funcionario judicial impusiera detención domiciliaria contra Ionel Baluta y Luis Alberto Salazar Espinal, y ordenara el traslado de Sorin Cretu a la cárcel distrital El Bosque de Barranquilla. Esta última decisión fue apelación por la defensa de Cretu.