Foto, El País

El fin de semana pasado,  se dio fin en Cali al Festival de Música del Pacífico, Petronio Álvarez, en donde además de disfrutar gracias a una extensa gastronomía, que posibilitó generar empleo en la ciudad, se pudo tener la fortuna de gozar gracias a los diferentes grupos que alegraron las jornadas, entre ellos, Herencia de Timbiquí y para la clausura Choquibtown, llenando de entusiasmo a todo el público asistente.

Sin duda, Petronio, esta vez fue un festival que logró alcanzar las expectativas de todos y cada uno de los visitantes, dejando como recuerdo, el glorioso retumbar continuo de los cununos, tamboras, guasas, marimbas y su sabor sin igual.

Desde Cali, seguimos invitando a cada uno de nuestros seguidores a que se atrevan a vivir esta fiesta, que trae consigo raíces, cultura y paz.

Comentarios