Víctimas de violencia sexual en Colombia piden justicia y compromiso político

WhatsApp

Víctimas de violencia sexual durante el conflicto armado en Colombia han exigido en una conferencia internacional celebrada en Londres acceso a la Justicia para las víctimas y voluntad política para combatir esa lacra tanto en su país como en el resto del mundo.

«Las víctimas y supervivientes como yo buscamos que se cumpla lo que se ha dicho, que los Estados cumplan sus compromisos y escuchen nuestras voces», afirmó a EFE Ángela María Escobar, coordinadora nacional de la Red de Mujeres Víctimas y Profesionales de Colombia.

Cerca de 40 países han firmado durante la conferencia en la capital británica planes para «ir más allá» en sus estrategias para evitar la violencia sexual y reparar los daños causados, entre ellos Colombia, Bosnia y Herzegovina, Nigeria y Japón, detalló en un comunicado el Ministerio de Exteriores del Reino Unido.

Londres ha anunciado que invertirá 12,5 millones de libras en tres años (14,5 millones de euros) y Washington 10 millones dólares (9,7 millones de euros) en dos años en programas para combatir la violencia sexual en conflictos.

«Las violaciones durante una guerra infringen los valores internacionales con la misma gravedad que el uso de armas químicas. Debemos hacer que los culpables rindan cuentas y ofrecer justicia a los afectados», afirmó el jefe del Foreign Office, James Cleverly.

Al abordar la situación en Colombia, Escobar señaló que «en la justicia ordinaria la impunidad es total para la violencia en conflicto armado».

En el marco de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), organismo creado dentro del acuerdo firmado entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC para juzgar los crímenes cometidos durante el conflicto, «se ha vulnerado también el derecho a la justicia», sostuvo la activista.

«En el acuerdo de paz se dice que la violencia es un delito autónomo y específico en el que no va a haber amnistía ni indulto», afirmó Escobar, que aseguró que las víctimas continúan «buscando esa rendición de cuentas».

«Víctimas de violencia sexual hay mujeres, niños, niñas, adolescentes, hombres heterosexuales, comunidad sexualmente diversa», y otros colectivos. «Fuimos utilizadas como mecanismo de guerra», recalca una de las fundadoras en 2017 de la red global de víctimas SEMA, auspiciada por la Fundación Dr Denis Mukwege.

Ese organismo «ha sido para nosotras un gran apoyo, un punto de encuentro» que reúne a víctimas procedentes de 25 países, señaló Escobar.

Al compartir sus experiencias, «hemos encontrado cosas en común, como los obstáculos para acceder a la Justicia y la falta de respaldo», describió la activista, que aseguró que las víctimas «poco a poco han ido construyendo su propia agenda».

EFE