PUBLICIDAD

Value & Risk Rating mantiene y asigna positivas calificaciones a la Fiduciaria Colpatria

La Sociedad Calificadora de Valores Value and Risk Rating S.A., presentó un informe en el que mantuvo la calificación AAA (Triple A), con perspectiva estable, a la Eficiencia en la Administración de Portafolios y mantuvo calificación AAA (Triple A), con perspectiva estable, al Riesgo de Contraparte de la Fiduciaria Colpatria S.A.

El informe señala que la calificación AAA (Triple A) con perspectiva estable, a la Eficiencia en la Administración de Portafolios, “implica que la integralidad, la administración y control de los riesgos, así como la capacidad operativa, la calidad gerencial y el soporte tecnológico de la sociedad para la administración de portafolios y recursos de terceros es la más alta”. 

Sobre la calificación AAA (Triple A), con perspectiva estable, al Riesgo de Contraparte, el informe indica que “la estructura financiera, la administración y control de los riesgos, la capacidad operativa, así como la calidad gerencial y el soporte tecnológico de la sociedad fiduciaria es la más alta”. 

“Estas positivas calificaciones, entregadas por la Sociedad Calificadora de Riesgo, demuestran nuestro firme compromiso por ofrecer productos de la más alta calidad, resaltando la gestión de negocios fiduciarios que hacemos en entes privados y públicos en diversos sectores de la economía nacional”, manifestó Martha Casas, Cogerente de la Fiduciaria Colpatria. 

Value and Risk Rating S.A, también presentó informes sobre el Fondo de Inversión Colectiva Abierto Rendir y el Fondo de Inversión Colectiva Abierto 1525, administrados por la Fiduciaria Colpatria S.A., sobre los cuales decidió: 

Mantener la calificación F-AAA (Triple A) para el Riesgo de Crédito: lo que indica que los fondos presentan la mayor seguridad, cuentan con la máxima capacidad de conservar el capital invertido y la mínima exposición al riesgo, debido a sus calidades crediticias.  

Asignar la calificación Bajo para el Riesgo de Liquidez: lo que indica que los fondos de inversión presentan una sólida posición de liquidez para el cumplimiento de las obligaciones pactadas, respecto a los factores de riesgo que los afectan. Esta corresponde a la máxima calificación para el riesgo de liquidez.

Mantener la calificación 1+ (Uno Más) para el Riesgo Administrativo y Operacional: lo que indica que el desempeño operativo, administrativo, gerencial y de control del fondo es muy bueno, razón por la cual existe una baja vulnerabilidad a pérdidas originadas por la materialización de estos factores.

Para el caso del Fondo de Inversión Colectiva Abierto Rendir decidió asignar la calificación VrM 2 (Dos) para el Riesgo de Mercado, el cual indica que la sensibilidad del fondo es baja con relación a las variaciones en los factores de riesgo que afectan las condiciones del mercado. Sin embargo, la vulnerabilidad es mayor que aquellos fondos con la mejor categoría de calificación. 

Por su parte, al Fondo de Inversión Colectiva Abierto 1525 asignó la calificación VrM 1 (Uno) para el Riesgo de Mercado, indicando que la sensibilidad del fondo es muy baja con relación a las variaciones en los factores de riesgo que afectan las condiciones del mercado. Correspondiendo a la máxima calificación para el riesgo de mercado. 

La Fiduciaria Colpatria S.A., es una compañía filial de Scotiabank Colpatria S.A., que cuenta con más de 29 años de experiencia en el sector fiduciario colombiano. Actualmente, administra activos por más de 10 billones de pesos, participando en la gestión de vehículos de inversión a través de la administración de Fondos de Inversión Colectiva y Fondos de Capital Privado.

Entre sus clientes más destacados están la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco Vargas, la Empresa de Renovación Urbana y Desarrollo Urbano de Bogotá (ERU), la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la Aeronáutica Civil con el proyecto AEROCAFÉ y recientemente Transmilenio S.A., a la que se le administrarán, por los próximos 18 años, recursos de la Nación y del Distrito Capital por $5.2 billones para la construcción de troncales alimentadoras de Transmilenio.