Teniente del INPEC no pudo soportar la muerte de su pequeño hijo y se suicidó

Como Harold Álvarez, fue identificado el Teniente del INPEC que se suicidó el pasado viernes 23 de septiembre, en la cárcel de Palmira, Valle del Cauca.

El Guardián del INPEC murió al interior de la cárcel de Palmira, al no soportar la perdida de su pequeño hijo de 11 años que falleció a finales de agosto en Roldanillo cuando explotó una polvorería de esa localidad.

El caso ocurrió este viernes 23 de septiembre cuando el hombre ingresó a tomar su turno de trabajo como guardián del INPEC en Palmira y aprovechó que se encontraba solo en el hospedaje en la casa fiscal del penal para utilizar su arma de dotación y disparar contra su propia humanidad.

Amigos del Guardián, manifestaron que en su estado de WhatsApp tenía publicado en texto “Dios perdona mis pecados y llévame a estar con mi hermoso hijo”.