Un subintendente de la Policía Nacional fue condecorado con el premio Corazón Verde al mejor policía de Colombia 2018 gracias a su participación en importantes operaciones contra el crimen organizado en Antioquia y Chocó.

El suboficial adscrito a la Dirección de Inteligencia Policial (DIPOL) es oriundo de Manizales, Caldas, y hace más de 13 años ingresó a la Institución. Según la Policía trabajó en el occidente colombiano como pieza fundamental en la lucha contra la extinta guerrilla de las Farc. El uniformado se infiltró en las organizaciones criminales logrando ganarse la confianza de algunas personas que llevaban provisiones a los integrantes, así obtuvo información clave para las “operaciones posteriores que permitieron asestar golpes contundentes”.

El mejor de los casi 180 mil uniformados policías reveló durante la ceremonia que en este momento libra una dura batalla “hoy, por cuestiones de la vida, afronto otra dura prueba contra un cáncer, pero de esa también saldremos”, asegura con coraje.

El uniformado, además, le dio gracias a Dios, a su familia, a sus superiores y a sus compañeros por este reconocimiento “este premio no es mío sino de cada uno de los integrantes de la Policía Nacional y lo dedicó especialmente a aquellos que han ofrendado su vida en cumplimiento de su deber”, expresó el subintendente.

El policía aseguró que el cumplimiento de esta misión requirió de gran esfuerzo pues en muchas ocasiones llegó a cortar todo tipo de comunicación con su familia e incluso sufrió las condiciones adversas del monte, pero “cada día de esfuerzo valió la pena en el propósito de luchar por la seguridad y la tranquilidad de los colombianos”.

La ceremonia que tuvo lugar en el Country Club de Bogotá fue presidida por los directivos de la Fundación Corazón Verde y el director general de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas.

Comentarios