mal-recuerdo-estudio-lv

Un grupo de investigadores logró demostrar que es posible cambiar la memoria y borrar selectivamente recuerdos si se aplica un anestésico antes de evocarlos, lo que ayudaría a tratar trastornos como el de estrés postraumático. El estudio, publicado en Science Advances y realizado por Bryan Strange y Ana Galarza, se basa en que la memoria se construye en cuatro pasos: el aprendizaje, la consolidación, el recuerdo y la reconsolidación, fase de la cual se nutre esta investigación para borrar la memoria.

En 2014, el mismo Strange publicó los resultados de un estudio donde se logró borrar recuerdos de manera selectiva en pacientes con depresión severa por medio de terapia electroconvulsiva. En el estudio más reciente se utilizó a un grupo de cincuenta pacientes que iban a realizarse una endoscopia, proceso que se realiza en un estado alto de sedación. Antes de ser sedados se les mostró unas diapositivas deaccidentes de coche o de un secuestro, ambas con un inicio neutro, una parte emocional, y un final neutro.

Veinticuatro horas más tarde los pacientes mostraban problemas para recordar la historia rememorada y tenían serias dificultades para evocar la parte más emocional de esta. Por lo tanto, el estudio ha demostrado que se puede modificar la memoria de manera no invasiva. Aun así, todavía falta probar su eficacia en personas con recuerdos reales. “Es un hallazgo importante para el desarrollo de terapias contra el trauma por estrés postraumático o fobias”, finalizó Strage.

Comentarios