PUBLICIDAD

Shakira negó en la Justicia española haber plagiado «La bicicleta»

«No la había oído nunca en mi vida», aseguró algo nerviosa Shakira ante un tribunal de comercio de Madrid, donde se presentó con chaleco y pantalón negros y una camiseta blanca.

«No conocía a Livam», ni accedí a su catálogo, corroboró Carlos Vives, compositor de gran parte de la letra de la canción y de la melodía. En esto último lo ayudó el productor Andrés Castro, quien también está denunciado junto a la discográfica Sony.

Liván Rafael Castellano, de nombre artístico Livam, y su discográfica MDRB Music Publishing denunciaron que «La bicicleta», ganadora del Grammy Latino 2016 a la mejor canción, es un plagio de una canción suya de 1997.

En la primera jornada de un juicio el cubano aseguró que el productor Andrés Castro tuvo acceso a su canción a través de un representante suyo.

El cantante reclama al tribunal que se le reconozcan los derechos de autor de lo que considera un plagio, y señaló a AFP que afronta el juicio «con tranquilidad».

La primera sesión del miércoles 27, llena de debates técnicos sobre conceptos como contorno musical o retrogradación rítmica, tuvo también tintes de guerra de egos.

Carlos Vives se despachó a gusto: «Soy el padre de la música moderna colombiana»; «no soy un imitador, soy una escuela»; «de Canarias hasta el norte, España me llamó el rey del vallenato».

Una tirada a la que Livam respondió presentándose como «un sol», capaz de «hacerte una canción ahora mismo en el juzgado».

Shakira explicó que en «La bicicleta» no participó en la composición de la melodía, obra de Carlos Vives, sino sólo en la redacción de la letra de uno de los dos estribillos, que tiene como fondo una música de acordeón.

También declararon los peritos solicitados por ambas partes, que discreparon tajantemente.

Alfonso Romero, un profesor español de composición traído por el demandante, dijo que las palabras «yo te quiero tanto» son «comunes», pero el problema radica en que «la manera de utilizarlas es plagio». Y ello porque en la canción de Vives y Shakira «coincide en las mismas notas y en las mismas posiciones».

El especialista colombiano Juan Antonio Cuéllar, solicitado por los demandados, dijo en cambio que si bien «hay algunas coincidencias rítmicas», la «estructura melódica y armónica de ambos fragmentos es completamente diferente».

La cantante de 42 años, que vive actualmente en Barcelona con el futbolista Gerard Piqué y sus dos hijos, deberá pasar nuevamente por los juzgados en junio para declarar como investigada por un presunto fraude fiscal de 14,5 millones de euros.

LaVibrante.Com