Senador Pedro Flórez se pronuncia ante emergencia sanitaria en la Mojana.

Más de 63.900 personas damnificadas en la Mojana, y aun no hay solución.

Se realizó en Plenaria del Senado de la República un debate de control político, sobre situación que vive la Mojana, en los 11 municipios que le integran, de los departamentos de Sucre, Córdoba, Bolívar y Antioquia, por la ola invernal. Las comunidades que habitan la zona rural de la Mojana, muestran altos índices de pobreza, como lo muestran los indicadores de Necesidades Básicas Insatisfechas, (NBI), y de miseria, los cuales en promedio superan el 85% y 57%, respectivamente, y están por encima  de Bolívar, Córdoba y Sucre. Lo anterior sumado a problemáticas en salud, educación y ambiental, hacen de esta zona una emergencia sanitaria.
De esta forma lo manifestó el Senador Pedro Flórez en su intervención como vocero en el debate sobre la Mojana, realizado en el Congreso: “entre 1998 y 2020, la Mojana ha sido afectada por 495 eventos de origen hidrometeorológico, de los cuales 338 fueron inundaciones, crecientes súbitas que dejaron miles de personas afectadas, cerca de 76 mil viviendas averiadas y 1.200 destruidas. En estas dos décadas, el manejo de las amenazas se ha centrado en la construcción de estructuras de control de inundaciones, regulación hídrica de ríos, caños, arroyos, ciénagas y zápales, producida también por la intensiva actividad agropecuaria, y la ampliación de su frontera. Estas acciones mencionadas, han fallado en su propósito de evitar las tragedias causadas por el invierno. Hoy la Mojana vive en una tragedia, que dejo de ser estructural, para convertirse en una emergencia humanitaria, donde los gobiernos de turno no han actuado de manera lógica, y el problema ha ido aumentando”.
La Mojana no se reduce a un tema de inundaciones, hoy lo que vive la Mojana es una tragedia humanitaria vergonzante, porque es una tragedia que viene afectando a muchas familias por años, y nada se soluciona. Según  con el Fondo de Adaptación, desde su creación en 2011 hasta la fecha, se han invertido más de $960.000 millones en agua potable y saneamiento, educación, ambiente, reactivación económica, salud, transporte y vivienda, y todo sigue igual. En el Congreso se han realizado a la fecha siete debates de control político, y este debate que nos congrega es el octavo, y sigue sin pasar nada; es hora que se solución definitiva a esta población, que también es Colombia”. Las inundaciones han alcanzado a los municipios de San Jacinto del Cauca, Magangué y Achí en Bolívar; Ayapel en Córdoba; y Guaranda, Majagual, San Marcos, Sucre, Caimito y San Benito Abad en el departamento de Sucre.
Así mismo el Senador Pedro Flórez ante la Plenaria, expreso: “la crisis de la Mojana no requiere soluciones estructurales, sino integrales, y si en el CONPES no está consignado así, estaría fallando; porque la crisis que se vive en la Mojana es un problema integral, que no puede limitarse al tema de infraestructura, o de cerrar el chorro de cara de gato. Las vías secundarias y terciarias en la Mojana hoy no existen, no hay hospitales. La comunidad vive alejada 1.5 horas de un centro de salud; debido a esta a situación, por ejemplo, dos días a la semana se hace necesario trasladar dos buses con los adultos mayores que requieren tratamiento de diálisis al hospital de Sincelejo, dadas la poca infraestructura y herramientas para este y otros procedimientos”.
Otros de los temas que se suman a la grave situación de la Mojana es la cobertura del servicio de acueducto en las cabeceras, que oscila entre 80% y 90% y en la zona rural entre 40% y 60%. La mitad de los acueductos se abastecen de pozos profundos y la otra mitad de ríos, ciénagas y caños que tienen un alto grado de contaminación microbiológica, lo cual ocasiona las enfermedades comunes de la zona, como las diarreas agudas y afecciones de la piel.
En cuanto al servicio de alcantarillado, en las cabeceras municipales el promedio de cobertura es del 40%, pero no tienen plantas de tratamiento y vierten sus aguas a las ciénagas y caños. En el sector rural se carece de este servicio por lo que la disposición final de las excretas se hace a cielo abierto o en pozos sépticos y letrinas, provocando una alta contaminación del medio ambiente.
Se suma el problema ambiental que aqueja a la población. La Mojana tiene problemáticas ambientales asociadas a la minería, contaminación por mercurio, agroquímicos y la ganadería extensiva. Los pescadores y ribereños de La Mojana están sufriendo los estragos de la acumulación de mercurio en su organismo por el consumo de peces y alimentos contaminados.
El problema ambiental es preocupante; los investigadores Germán Enamorado Montes, Jesús Tirado Montoya y José Marrugo Negrete recientemente publicaron los resultados de una medición de metales pesados en el río Cauca, en la zona en la que este se une a los humedales de la Mojana. Y concluyeron que “el rango de concentración encontrado para el mercurio, supera el límite máximo permisible para aguas de consumo”. La OMS recomienda 6,00 microgramos por litro y el promedio que los investigadores midieron fue de 83,2. Algunas veces subió hasta 183,15 y cuando estuvo más bajo llegó a 32,5. La norma mundial EPA frente a concentración de mercurio en el cuerpo humano es de 0,9 ppm y en La Mojana se encuentre en 3 y 3,5ppm.
Por otro lado, hay un tema que requiere atención  también en la Mojana  y es la educación, frente a esto, el Senador Pedro Flórez indico: “Por cuenta de la crisis invernal, en la Mojana se han registrado unas 80 sedes educativas afectadas por las inundaciones y otras, las que están secas, son albergues para las familias. Solo en San Marcos 49 colegios de 59 que tiene el municipio, han resultado afectados en lo que va del año. La construcción de puentes de madera para llegar a los colegios no es la solución a la problemática. Dando como resultado que mas de 10 mil estudiantes de la Mojana no reciban clases; y hoy niños, niñas, adolescentes y jóvenes, se le vulnera el derecho a la educación.
El problema también tiene un componente importante a tener en cuenta, y son las denuncias de los habitantes del territorio, frente al rompimiento del chorro Cara de Gato y las afectaciones producto de la inundación, donde los alcaldes de los 11 municipios de la Mojana NO hicieron lo que por ley se estipula para realizar los censos de los pobladores afectados, si no que hicieron censos amañados y realizados por particulares, evidenciados en los listados. Reportando a la UNGRD y al registro único de damnificado RUD gran cantidad de falsos damnificados. Como consecuencia los verdaderos afectados, no aparecen en los censos y en los registros de damnificados, quedándose por fuera de los subsidios otorgados por el gobierno nacional para mitigar la tragedia. Incluso, muchos de los intermediarios utilizados por los alcaldes, hacían firmar letra de cambio a los falsos damnificados para que cedieran el 25% de lo recibido a favor de los intermediarios.
Es necesario, por lo tanto, revisar el CONPES actual, y verificar que realmente responda a la solución del problema en la Mojana más allá de lo estructural, con una solución integral, para dar respuesta a la crisis no solo ambiental, sino también en educación, salud y empleo”, manifestó el Congresista.