PUBLICIDAD

Reactivación aeroportuaria en Sucre arranca con pie derecho: Ana María Castañeda – @AnyMarCas

La congresista Castañeda Gomez, quien desde su llegada al Congreso ha abanderado la gestión para la modernización de los aeropuertos de Tolú y Corozal, expuso en comisión VI de Senado el panorama actual al que se enfrentan los dos terminales, y pidió apoyo para su reactivación.

En Colombia, a raíz de la crisis sanitaria, se han dejado de movilizar 18.1 millones de pasajeros, lo que se traduce en una caída del 67% y pérdidas de 1.34 billones de pesos para el sector en los primeros 6 meses del año.

Para la senadora, el transporte aéreo constituye una pieza esencial para la reactivación económica del país, por lo que celebró el regreso de la operación de Avianca y Satena en Sucre a partir del 1 de de octubre, e instó a la Aeronáutica civil a apoyar a todos los aeropuertos, independientemente si son concesionados o no, para que puedan operar bajo las condiciones de bioseguridad establecidas en pro del bienestar de todos los pasajeros.

Del mismo modo, la congresista expuso ante el director de la aeronáutica civil Juan Carlos Salazar, la situación del departamento de Sucre y la batalla que se ha librado por mejorar su conectividad; sostuvo que podrían operar de manera más competitiva si se priorizan las inversiones en infraestructura para ambos terminales, los cuales operan de forman limitada a causa de no contar con una infraestructura acorde con la demanda de la región.

La congresista sucreña solicitó la celeridad de las obras del aeropuerto del Golfo de Morrosquillo y de Corozal, pues si bien reconoce el apoyo de la Aerocivil con la adquisición de predios en Tolú, pide no dilatar más estas obras que tanto requiere el departamento, siendo enfática en el bien que generaría la modernización de este terminal aéreo a la región. “La priorización de Tolú significa competitivad, reactivación y desarrollo social, pues no cabe duda de que este aeropuerto va a generar progreso y proactividad para nuestro departamento”, expresó.

Finalmente, Castañeda recalcó que las grandes pérdidas del sector no se deben ver reflejadas en abusos tarifarios. “Una vez inicie la reactivación del transporte aéreo, si bien la autoridad aeronáutica no interviene en la fijación de precios, sí cuenta con la potestad de exigir un registro de tarifas para evitar todo tipo de abusos que puedan presentarse”, afirmó.

Ante su intervención, Salazar señaló su compromiso con los operadores aéreos para que sus condiciones de seguridad operacional sean mejores a las que tenían antes de la pandemia. Recalcó que en cuanto al aeropuerto de Tolú, el siguiente paso es adelantar los estudios y diseños para dotar el terminal de una infraestructura aeroportuaria que le permitirá potencializar la riqueza turística y económica propia de la región.

“Firmamos el pacto por el golfo de Morrosquillo y en la medida que se cuente con los estudios necesarios, se podrán viabilizar proyectos que permitan ampliar y mejorar la infraestructura aeroportuaria de la zona”, concluyó Salazar.