PUBLICIDAD

Putin no se vacuna contra el COVID-19 y la mitad de los rusos se niegan

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aún no tiene previsto vacunarse contra la COVID-19 y, según los sondeos, el 58% de los rusos tampoco está dispuesto a ser vacunados con la vacuna Sputnik V.

Dmitri Peskov, vocero del Kremlin aseguró el domingo que el mandatario ya había tomado una decisión después de que el sábado el ministro de Sanidad, Mijaíl Murashko, autorizara la vacunación para los mayores de 60 años con el preparado Sputnik V.

No obstante, hoy precisó que el presidente, que cumplió 68 años en octubre, no puede decidir por su cuenta y riesgo cuándo vacunarse.

En una rueda de prensa anual, Putin dijo que se vacunara “sin falta”, a lo que Peskov añadió hoy que aún se desconoce si esas imágenes se harán públicas, como en el caso de otros mandatarios mundiales.

Con todo, negó que dicha situación pueda influir en la confianza de la población hacia la vacuna rusa, que ya ha sido registrada en dos países extranjeros, Argentina y Bielorrusia.

“De ninguna manera. Se está aumentando la capacidad de los fabricantes rusos de la vacuna… Esto nos permite estar seguros de que en los días del año que quedan y en las primeras semanas del próximo año la producción se incrementará”, destacó.

Según informó hoy el Centro Levada, un 58% de los rusos no está dispuesto a vacunarse por el momento, sea porque quieren esperar a los resultados definitivos de los ensayos clínicos o porque temen los efectos adversos.

Sólo un 38% se muestra impaciente por vacunarse cuanto antes, mientras un 57 % de los encuestados temen contraer el coronavirus.

Murashko subrayó que los últimos análisis confirmaron que el uso de Sputnik V no representa ningún riesgo para las personas mayores.

Al respecto, el Fondo de Inversiones Directas, encargado de la venta de la vacuna rusa, destacó hoy que los ensayos clínicos mostraron una eficacia “mayor del 90%” en dicho segmento de edad.

Por medio de las redes sociales muchos rusos se han quejado de que Moscú suministre masivamente la vacuna a otros países antes que a sus propios ciudadanos.

Como respuesta, el primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, anunció este sábado que el Gobierno suministrará casi 6,5 millones de dosis de Sputnik V a sus centros médicos en enero y febrero del 2021.

La Sputnik V mostró una eficacia del 91,4 % en el último control efectuado en la tercera fase de los ensayos clínicos, datos que, según sus creadores, “permiten afirmar con seguridad que es altamente eficaz y totalmente segura para la salud”.

LaVibrante.Com