PUBLICIDAD

Por no darles 200 mil pesos, joven denunció violenta agresión de dos policías

Un joven denunció que dos policías lo golpearon en la cara y pecho por no darles $200.000, debido a que, según ellos, violaba la medida de pico y cédula.

El hecho ocurrió el pasado viernes 15 de mayo al mediodía, en inmediaciones del CAI 7 Bocas del barrio Santo Domingo.

Según relató Cristian Adrián Pacheco Camargo, de 55 años, su hijo llevaba un domicilio hacia el barrio Santa María, unos medicamentos de una farmacia que tiene con su esposa.

En el camino, dos policías lo detienen, le solicitan una requisa y lo llevan al CAI 7 Bocas. En el lugar le dicen que les dé $200.000 o le hacen un comparendo.

“El responde que no es ningún bobo para trabajar para otro y fue cuando el patrullero sacó una manopla metálica, se la puso en la mano y le pegó cinco trompadas: una en la boca y cuatro en el pecho”, dijo el padre.

El joven empieza a escupir sangre en el piso y los policías le indican que lo deje de hacer o lo van a poner a trapearlo. “Pero no ven que lo hago por lo que me hicieron”, les respondió.

Luego los uniformados le indicaron que llamara a su familia y el padre llegó. Estos le dijeron que su hijo se había golpeado con la pared, pero este manifestó que no les creía.

Una patrulla luego lo trasladó al puesto de salud del barrio La Alboraya, donde los galenos le informaron que tenía fractura de diente, fractura malar y del hueso maxilar superior

El padre de la víctima aseguró que los policías agresores fueron Guillermo Barros Torres y Juan Ordosgoistía Gamarra.

“Solo esperamos que esto no quede así, porque así como le pasó a mí hijo, le ha pasado y le podrá pasar a otros jóvenes”, indicó el padre, quien puso la denuncia ante las autoridades competentes.