PUBLICIDAD

Pese a altas cifras, islas y pequeños países del Caribe se alistan para la reapertura

La mayoría de los pequeños países del Caribe se preparan para la reapertura de sus fronteras y economías durante las próximas semanas con la máxima cautela ante la amenaza que todavía supone el coronavirus para la región.

Trinidad y Tobago, Surinam, Jamaica, Guyana y Bahamas son los principales territorios de la región, países todos que este martes hacen recuento de contagios y fallecidos bajo la presión de una apertura necesaria para no condenar a unas economías al límite tras más de un año de pandemia.

Trinidad y Tobago registró cinco muertes adicionales en las últimas 24 horas elevando el total a 737 desde el inicio de la pandemia, a lo que hay que sumar 106 nuevos casos positivos que sitúan el total en 30.619.

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, señaló hoy en declaraciones a medios locales que los planes siguen en camino para alcanzar una reapertura gradual de las fronteras que comenzará la segunda semana de julio.

Señaló que “todavía se está en el camino” de la reapertura programada de las fronteras para permitir vuelos de entrada y salida en el Aeropuerto Internacional de Piarco que ha estado cerrado al tráfico -salvo para casos concretos- desde marzo del año pasado.

En Guyana, tres personas más fallecieron en las últimas 24 horas, lo que eleva los muertos en el país desde el inicio de la pandemia a 447.

Solamente en este mes se han registrado 49 muertes en Guyana. Además, otras 123 personas dieron positivo, lo que eleva el número total de contagios en el país a 19.096.

Sin embargo, a pesar del efecto generalizado de la covid-19 en la región, Guyana ha sido uno de los territorios menos afectados de los estados de la Comunidad del Caribe (Caricom), con sus fronteras abiertas durante la pandemia.

Surinam ha registrado 460 muertes por la covid-19 desde marzo del año pasado, tras sumar seis fallecimientos en las últimas 24 horas.

El Ministerio de Salud Pública de Surinam reporta un total de 20.025 contagios desde el inicio de la pandemia después de que se registraron 277 nuevos casos en 24 horas.

Jamaica, mientras, trata de recuperar su industria turística con una progresiva apertura, pero su Gobierno mantiene un llamamiento para que la población continúe adhiriéndose a las medidas de seguridad sanitaria, particularmente durante el período de “verano”, en un esfuerzo por detener la propagación de la enfermedad.

El llamamiento fue hecho por la directora médica (CMO, en inglés) del Ministerio de Salud, Jacquiline Bisasor McKenzie, quien advirtió que el país corre peligro si no se mantienen medidas de control.

Bisasor McKenzie señaló que la tasa de positividad de la isla, del 10 %, es todavía demasiado alta para que el Ministerio considere una mayor relajación de las medidas de distanciamiento social en este momento.

Los últimos datos disponibles reflejan 49.503 casos confirmados del virus y 1.023 muertes registradas desde el inicio de la pandemia.

En Bahamas, a pesar de una leve disminución en los casos de coronavirus, los funcionarios de salud creen que todavía es pronto para decir si el país está saliendo de la tercera ola del virus.

La doctora Nikkiah Forbes, principal experto en enfermedades infecciosas del país, dijo que la isla ha experimentado un ligero descenso en los casos en las últimas tres semanas.

El número de muertos en Bahamas desde el inicio de la pandemia es de 243, mientras que los contagiados son 12.364.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, destacó que el objetivo es reabrir por completo en varios meses si los funcionarios de salud lo aconsejan.

Barbados, uno de los territorios de la región menos afectados, espera reabrir sus fronteras el 30 de junio.

Desde marzo del año pasado se han registrado 4.043 casos confirmados y 47 muertes.

La primera ministra de Barbados, Mia Mottley, anunció que su administración ha puesto en marcha planes para que el país comience a reabrir a partir del 30 de junio.

LaVibrante.Com