PUBLICIDAD

“No olvidaremos a las víctimas de abuso sexual”, primer ministro australiano

El primer ministro de Australia, Scott Morrison acompañado de su gabinete.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, dio este lunes un sentido discurso en el que se disculpó con las víctimas de abuso sexual en su país, según dijo, “no se trata de una amenaza extranjera, el enemigo vive entre nosotros”.

El emotivo mensaje se leyó en la cámara de representantes de Australia y fue dirigido a las 15 mil víctimas conocidas de abuso sexual en ese país, “ hoy nos reunimos en esta cámara con humildad, no solo como representantes de sus pobladores sino como padres, madres, hermanos, amigos y colegas y en algunos casos como víctimas y sobrevivientes. Nos reunimos aquí, juntos para ofrecerles una disculpa, no importa si están aquí o no, esta disculpa es para ustedes”.

Morrison sostuvo que “cuando los discursos se acaben estaremos de pie, en silencio, recordando las víctimas que no están con nosotros más, muchos que tristemente se suicidaron. Como nación les hemos fallado y esa será siempre nuestra vergüenza, esta disculpa también va para sus familiares”.

Según el primer ministro los crímenes sucedieron en escuelas, iglesias, grupos juveniles, tropas scout, orfanatos, hogares de paso, clubes deportivos, grupos de caridad y casas de familia, “en cualquier lugar donde un predador pudo hacer sus fechorías e irse con ellas, y el sistema solo hizo ojos ciegos”.

Scout se comprometió a hacer seguimiento a un Plan Nacional de Reparación donde las instituciones responsables se comprometen a denunciar a quienes pertenecieron a ellas y cometieron estos crímenes “estas organizaciones se deben disculpar y quienes aún no lo han hecho deberían sumarse”.

Por último, se comprometió a realizar un museo nacional por la verdad y la reparación de las víctimas de abuso sexual infantil en Australia “hemos estado trabajando con grupos de sobrevivientes para asegurarnos de que sus historias serán recordadas que su verdad es dicha y que nuestra nación no da la espalda. Australia nunca olvidará los indecibles horrores que han experimentado”.

LaVibrante.Com