PUBLICIDAD

No existe evidencia para cambiar intervalo de vacuna Pfizer

La Asociación Colombiana de Inmunología cuestiona decisión del Ministerio de Salud para uso en etapa 4.

Está semana el Ministerio de Salud sorprendió al anunciar que, en medio del comienzo de la fase 2 del Plan Nacional de Vacunación, todas las personas priorizadas en la etapa 4 que reciban vacuna de Pfizer tendrán su segunda dosis a las 12 semanas y no a las tres, como se venía realizando con otras poblaciones.

La etapa 4 incluye a personas entre los 40 a 49 años, poblaciones en las que no se puede garantizar el distanciamiento físico.

Según el Ministerio, la decisión se fundamenta en dos razones. Primero, en evidencia científica según la cual la primera dosis de este biológico brinda una protección cercana al 80 por ciento. Y segundo, que con ese esquema se puede ampliar la base de vacunados en una población que no tiene tanto riesgo frente al COVID-19.

Este jueves se conoció un concepto de la Asociación Colombiana de Inmunología que cuestiona directamente esos argumentos y pide respetar las consideraciones para el uso hechas por el fabricante, dónde segunda dosis se debe aplicar a los 21 días.

Los inmunólogos señalan que “el esquema de vacunación para esta vacuna es de dos dosis con 21 días de intervalo. Los estudios clínicos aportados por el fabricante para la obtención de la autorización de emergencia o los registros sanitarios que permiten su actual uso no presentan ninguna indicación de uso por fuera del esquema autorizado”.

A su vez, presentan varios estudios científicos para respaldar sus cuestionamientos. Exponen que según un estudio publicado en abril pasado en Plos Biology “no hay clara ventaja de retrasar la segunda dosis de esta vacuna para reducir infecciones”.

La decisión del Ministerio de Salud se basó en un concepto de la Asociación Colombiana de Infectología. Carlos Álvarez, especialista en este campo y coordinador nacional de estudios COVID-19 para la Organización Mundial de la Salud (OMS), defendió la postura de cambiar el intervalo al asegurar: “Se toman las decisiones con la mejor evidencia disponible y estamos en la mitad de una emergencia sanitaria. Según eso, hay claras razones de salud pública en las cuales tener el mayor número de personas sin comorbilidades y menores de 50 años protegidas con al menos con una dosis es menor que tener un grupo menos de población vacunada completamente”.

LaVibrante.Com