PUBLICIDAD

Murió Horacio Serpa Uribe a los 77 años

A los 77 años de edad falleció Horacio Serpa Uribe, reconocido líder político colombiano que se destacó por ser candidato a la presidencia en tres oportunidades y senador por el Partido Liberal.

Nacido el 4 de enero de 1943, en Bucaramanga – Santander, Serpa también fue gobernador del mencionado municipio.

Su trayectoria política inició en su ciudad natal donde se destacó por sus ideas liberales. Aspiró al primer cargo nacional y llegar a la Casa de Nariño en 1998, 2002 y 2006, sin embargo, no logró pasar de la segunda vuelta.

En el periodo 2014 – 2018 Serpa también fue senador de la República.

Uno de los momentos más icónicos vividos por el político fue en 1991 cuando toda la dirigencia política colombiana se reunió durante el acto de proclamación de la nueva Carta Política que reemplazó a la muy envejecida Constitución de 1886.

Ese fue un acto histórico en el Capitolio Nacional que marcó el comienzo de una nueva etapa política con el reconocimiento de libertades y derechos fundamentales que no existían antes.

Horacio Serpa, en su discurso de proclamación, resaltó que la nueva constitución reunió a las más diversas posiciones ideológicas, partidistas y sociales, como un ejemplo de la democracia participativa.

No obstante, el denominado ‘Proceso 8.000’ fue el proceso judicial emprendido contra el entonces presidente Ernesto Samper, bajo la acusación de recibir financiación del narcotráfico para su campaña presidencial, empañó varias veces la carrera de Serpa.

La tormenta política que se desató empezó el 17 de julio de 1995 con la llamada a indagatoria de Santiago Medina, que fue el tesorero de la campaña presidencial del Ernesto Samper y quien incriminó al entonces ministro de Defensa Fernando Botero Zea.

Fue precisamente Botero quien el 22 de enero de 1996 propinó la estocada final contra Samper, cuando en una ampliación de su indagatoria confesó que el Presidente “sí sabía” de la entrada de dineros calientes a la campaña.

Sin embargo, antes de eso, muchos dirigentes del Gobierno, como Horacio Serpa, entonces ministro de Interior, continuaron respaldando a Ernesto Samper (incluido Botero) con la convicción de que una cosa era que el dinero, presuntamente, hubiera ingresado a la campaña y otra cosa era que el Presidente supiera sobre tal ingreso.

Luego de los sonados escándalos del ingreso de dineros del narcotráfico a la campaña Samper Presidente, denunciados por el entonces candidato Andrés Pastrana, Serpa tomó el papel principal en la defensa de Samper.

Por su participación enconada, Serpa terminó de proyectarse como la principal figura política del Partido Liberal y acuñó una serie de expresiones recurrentes en sus intervenciones en el Congreso, tales como “mamola”, “contubernio”, “ni chicha ni limoná” entre otras.

Luego de cuatro años de una oposición al entonces presidente Samper, Pastrana se enfrentó por la candidatura conservadora al senador y exministro de Minas Juan Camilo Restrepo, a quien derrotó.

En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en junio de 1998 fue elegido presidente con el 51 % de los votos, tras derrotar al candidato liberal Horacio Serpa Uribe.

Años más tarde, Horacio Serpa no pudo contener la movilización que apoyaba las propuestas del exgobernador de Antioquia Álvaro Uribe quien fue elegido con más del 50% de los votos en primera vuelta.

Serpa, tras reconocer su derrota, anunció que no volvería a insistir a la candidatura presidencial.

En 2015, el entonces senador Horacio Serpa Uribe cumplió su promesa de quitarse el bigote tras las elecciones regionales y locales de octubre.

El jefe liberal decidió dejar su emblemático mostacho porque había prometido que si Rafael Pardo Rueda perdía la alcaldía de Bogotá pasaría por la ‘barbería’.