Según el Informe Mundial sobre Salarios de la Organización Mundial del Trabajo las mujeres reciben un sueldo 20% inferior al de los hombres. La investigación 
PUBLICIDAD

Mujeres aún son víctimas de la brecha salarial en el mundo

Según el Informe Mundial sobre Salarios de la Organización Mundial del Trabajo las mujeres reciben un sueldo 20% inferior al de los hombres.

La investigación hecha por la entidad precisa que la disparidad de sueldos es más elevada en el tramo superior de la escala salarial de los países avanzados; mientras que en los países de ingresos bajos y medios se da entre los trabajadores peor remunerados, que es donde se encuentran la mayor parte de mujeres.

“Si miramos el mercado laboral de países en África o en América Latina, una gran cantidad de mujeres que participan en el mercado laboral están en esa parte de la distribución, que es la parte baja y donde la brecha es más alta”, manifestó la economista y especialista en salarios de la Organización Internacional del Trabajo, Rosalía Vázquez Álvarez.

La economista resalta que datos “objetivamente determinantes” como la educación, la edad o la experiencia no son factores fundamentales y lo que realmente determina la brecha salarial es la brecha por maternidad, la discriminación, los estereotipos y las  razones culturales en los bajos salarios de las mujeres.

“Si no se puede explicar con factores objetivos, lo que tenemos que hacer es poner en práctica instrumentos de transparencia de salarios, así como instrumentos legales para combatir la brecha salarial a partir de lo que sería una base legal porque como hemos visto aún no hemos cerrado esa brecha”, concluyó Vázquez.

En este mismo analisis también se registró que el incremento de los salarios a nivel mundial durante el año pasado decreció un 0,6% respecto al 2016. Es decir que el crecimiento de los sueldos pasó de un 2,4% en 2016 a un 1,8 % durante 2017.

El director general de la OIT, Guy Ryder, expresó su sorpresa ante estas cifras al señalar que “es desconcertante observar que en las economías de altos ingresos el lento crecimiento de los salarios está acompañado por una recuperación del crecimiento del PIB y una disminución del desempleo. Además, las primeras indicaciones sugieren que este lento crecimiento del salario continuará en 2018”.