PUBLICIDAD

Miami enfrenta triple amenaza Covid-19 por vacaciones de primavera

Las imágenes de los jóvenes sin mascarillas en bares y playas de Miami Beach se han vuelto virales en los últimos días. Las vacaciones de primaveras se convirtieron en una amenaza ante un posible rebrote de casos covid-19 en la ciudad.

El alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, expresó que las vacaciones de primavera representan un gran riesgo para la ciudad, ya que, aún no se ha terminado la pandemia del coronavirus.

Los expertos en salud pública temen por un repunte de casos después del spring break en el estado de la Florida, donde los contagios de coronavirus y las hospitalizaciones habían disminuido.

Las variantes que han llegado a Estados Unidos y que son más transmisibles representan una amenaza de propagación no solo en Florida sino en todo el país.

El doctor José Gonzales, especialista en enfermedades infeccionas de la Universidad de Miami expresó en una entrevista para la BBC Mundo estar “muy preocupados” por las aglomeraciones en los bares y en las playas de Miami.

“Hay que insistir en la necesidad de observar las medidas de precaución, como el uso de mascarilla y mantener la distancia”, agregó Gonzales para la BBC Mundo.

Pero no solo las aglomeraciones en las playas y bares de Miami Beach preocupan a las autoridades. Los expertos también han alertado sobre los hechos de violencia que se han registrado y que han dado origen a más de 100 arrestos en los últimos días.

A pesar de estar inmersos en una pandemia, la situación de Miami Beach se asemeja a otros sucesos que ocurrieron en esta misma temporada en años pasados, especialmente por la llegada de los jóvenes que vienen desde otras partes del país a la Florida para disfrutar del spring break.

Para muchos jóvenes, el estado de la Florida sigue siendo el destino principal por los bajos precios de los boletos aéreos.

“Sabemos que los números están bajando en Florida, pero la presencia de todas estas personas sin mascarilla y sin guardar distancia es una forma de buscarse problemas”, expresó el especialista.

“El hecho de tener a toda esta gente junta aumenta la posibilidad de que el virus vuelva a expandirse y aumenten los casos”.

La pandemia del coronavirus sigue acechando a Estados Unidos, incluso en medio de una disminución de casos y hospitalizaciones. Los expertos advierten que esto podría significar que una tercera ola de contagios estaría por venir.

Las vacaciones de primavera en Florida podrían convertirse en las propagadoras de nuevos casos de coronavirus por el alto número de turistas aglomerados en playas, bares y restaurantes.

El pasado fin de semana, se observó que los locales de enfrentamiento de Miami estaban abarrotados de personas, donde gran parte de ellas no hacia uso correcto de la mascarilla y tampoco mantenían un distanciamiento social adecuado para evitar el contagio.

Aunque la industria hotelera y turística de todo el estado de la Florida ve una oportunidad en las vacaciones de primavera, los expertos en salud pública temen que sea el comienzo de una nueva ola de contagios con la presencia de las variantes que son mucho más contagiosas.

Ron DeSantis, gobernador republicano del estado de la Florida, reactivó la economía completamente el pasado mes de septiembre, convirtiéndose en el primer mandatario estatal en tomar esta arriesgada decisión.

Incluso, el gobernador de Florida emitió un mandato que prohibía las multas por no llevar las mascarillas a los gobiernos de las ciudades y los condados del estado.

A pesar de su decisión, la cual fue rechazada por gran parte de los expertos de salud pública del estado, el gobernador ha mostrado buenos resultados para la economía, así como una disminución considerable en el número de casos y hospitalizaciones diarias por coronavirus.

LaVibrante.Com