PUBLICIDAD

Mejía, el tenista colombiano que se consolida como promesa

El bogotano quiere llegar al circuito profesional y busca consolidar resultados en la categoría Júnior. Foto: Facebook Nicolas Mejia.

Nicolás Mejía finalizó una destacada actuación en el tercer grande de la temporada, que lo llevó hasta las semifinales de Wimbledon Júnior al caer ante el británico Jack Draper con parciales 7-6, 6-7 y 19-17, en un partido que duró 4 horas y 24 minutos, una situación atípica en un partido juvenil y que se define al mejor de tres sets. El colombiano estuvo cerca de igualar lo hecho por Mariana Duque en 2007, pues la tenista jugó la final júnior de Roland Garros, pero perdió el partido por el título ante la local Alize Cornet.

Mejía logró sobreponerse al primer set que perdió por 7-5 en el tiebreak y se impuso 8-6 en el desempate del último game. Wimbledon no tiene tiebreak para el último set, por lo que el partido se extendió hasta el 19-17 final a favor del británico. Sin embargo, el público local aplaudió su talento y esfuerzo. También el colombiano cosechó un gran resultado y su confianza crece.

Nicolás, que en cuartos de final derrotó al brasileño Gilbert Soares, nació el 11 de febrero del 2000 en Bogotá y actualmente reside en la ciudad de Miami. Es derecho y su revés es a dos manos. Su superficie favorita es la dura. Mejía, gracias a su juego y rendimiento positivo, se postula como una de las promesas a largo plazo del tenis colombiano.

El bogotano aún tiene pendiente su partido de dobles Júnior masculino correspondiente a los cuartos de final del torneo que se juega en césped, en Inglaterra y la ciudad de Londres. Mejía hace dupla con el checo Ondrej Styler, sextos preclasificados en el certamen, y tendrán un duro reto frente a los estadounidenses Brandon Nakashima y Tyler Zink.

El colombiano se consolida como una promesa del tenis. Foto: Facebook Nicolas Mejia.