Con 450 niños y adolescentes de Medellín se cerraron, por este año, los 22 Consejos de Participación Infantil,  uno por comuna y uno más de ciudad.

El encuentro final se denominó Mariposa azul, en homenaje a Marcela Zuluaga, incansable trabajadora por la voz y los derechos de la niñez y adolescencia de la ciudad. Gracias a ella surgió el modelo de participación infantil y, a pesar de su fallecimiento, su legado sigue vivo.

“Con estos Consejos buscamos recomendar sobre lo que se decide y lo que pasa en nuestra comunidad”, dijo Mateo Bedoya, integrante del de la comuna Santa Cruz.

Los Consejos de Participación empoderan y les dan voz a los niños, quienes, debido al acompañamiento y apoyo de la Administración Municipal se convierten en agentes transformadores y referentes positivos en sus comunas.  Tienen como prioridad hacer de sus barrios entornos seguros para la niñez.

Un ejemplo de esto es el Consejo de la comuna Popular, que logró reunirse con la EDU para intervenir parques y espacios públicos y así volverlos entornos apropiados para el disfrute de las familias. Otro caso destacable es el de la comuna Santa Cruz el cual ha generado acciones lúdicas y pedagógicas para prevenir las violencias sexuales y el maltrato infantil al enseñarles a los niños, a través del juego, rutas de atención y formas de cuidarse.

De esta manera, estos espacios logran que ellos se apropien de la ciudad y puedan participar de forma efectiva en los temas y situaciones que les involucran.

Hasta octubre de este año, los Consejeros participaron en aproximadamente 130 movilizaciones y 418 encuentros.

loading...

Comentarios