PUBLICIDAD

Más de 800 niñas y niños han sido protegidos entre 2020 y 2021 por familias de paso en Medellin

- Esta modalidad de acogida provisional se aplica para niños y niñas de 0 a 9 años en situación de amenaza y/o vulneración de derechos. - Además del aporte por manutención, la Administración Municipal aprobó un reconocimiento económico como incentivo por su labor solidaria, voluntaria y comprometida con la niñez. - Las personas que deseen hacer parte del proceso se pueden postular si viven en Medellín, cursaron mínimo noveno grado, cuentan con vivienda y tienen alguna experiencia en el cuidado de niños.

Entre los años 2020 y 2021, 804 niños y niñas de 0 a 9 años en situación de amenaza y/o vulneración de derechos han recibido los cuidados y el amor de familias de paso que de manera voluntaria deciden velar temporalmente por la satisfacción de las necesidades de los menores en alimentación, vivienda digna, educación, salud y afecto, entre otros.

La acogida se realiza de manera voluntaria, mientras que se logra el restablecimiento de derechos para la niña o el niño. Por ello, la Administración Municipal hace un reconocimiento proporcional, dependiendo de los días en que se brinda el servicio, tomando como base $490.947 mensuales –poco más de medio salario mínimo-, que sirven para cubrir los gastos de manutención.

Fuera de ese aporte y como una forma de incentivar la labor de las familias de paso y en especial de las mamás de paso, contribuyendo con esto a que mejore su calidad de vida y la de las personas a cargo, este año la Alcaldía de Medellín destinó un apoyo adicional de $302.842 mensuales o una fracción de esa cifra, de acuerdo con el número de días que las niñas y niños permanecen con las familias de paso.

Desde el año pasado hay 12 familias que bajo esta modalidad le aportan a la ciudad con el acompañamiento integral, la resolución de conflictos y la creación de espacios armoniosos que permitan que los derechos de las niñas y niños sean cumplidos y garantizados.

“Valoramos mucho el papel que cumplen esas familias porque es claro que el interés económico no es lo que las anima, sino su compromiso con la construcción de una sociedad más incluyente, justa y amorosa para los ciudadanos del presente y del futuro. Esperamos que otros también se animen a seguir su ejemplo”, resaltó el subsecretario de Grupos Poblacionales, Juan Daniel Pulgarín, quien invitó a que más personas se vinculen a ese servicio social. Para ello, pueden comunicarse al correo familiasdepaso@corporacionpan.org

Para estar entre las familias de paso es necesario que el postulante tenga entre 25 y 57 años, haya aprobado una escolaridad mínima de noveno grado, se encuentre en buenas condiciones de salud, no tenga antecedentes judiciales y su vivienda esté ubicada en Medellín. Además, debe contar con apoyo del núcleo familiar con el que convive y tener experiencias relacionadas con el cuidado de niños.

“En casi cinco años nuestra experiencia ha sido muy gratificante, hemos aprendido lo importante que es la unión familiar y a mis dos hijos se les han inculcado valores como el amor y la igualdad; hemos pasado grandes retos y otros casos más fáciles de llevar, pero todos nos han dejado una enseñanza, porque cada niño que llega trae con él una historia diferente. Nos da mucha alegría y satisfacción ver que los niños a los que recibimos con tanto cariño se van mucho mejor”, expresó Elizabeth David, quien se desempeña como madre de paso.

Desde la Unidad de Niñez, de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, se generan mensualmente procesos formativos enmarcados en estrategias de fortalecimiento para que las familias de paso puedan estar actualizadas con las necesidades emergentes de sus beneficiarios y así proporcionarles un trato digno.

LaVibrante.Com