Le duele que le digan «corruptos», por eso quieren silenciar a la prensa – Por: Álvaro Portilla Molina

WhatsApp

Después que se abudinearon 70 mil millones de pesos, que aún están embolatados o, mejor dicho, perdidos. Por ello, de arriba, muy arriba, llegó una orden, silenciar a la prensa porque les dolió tanto que les dijeran corruptos.

El Representante a la Cámara por el departamento del Atlántico, César Lorduy, propuso un ‘mico’ en la Ley Anticorrupción. Se trata del artículo 221A nombrado “Injuria y calumnia contra funcionarios o exfuncionarios públicos”, según el cual “el que mediante injuria o calumnia debidamente comprobada pretenda atacar u obstruir las funciones constitucionales y legales de algún funcionario público, denunciando hechos falsos sobre él o sobre su familia, incurrirá en prisión de sesenta (60) a ciento veinte (120) meses y multa de trece punto treinta y tres (13.33) a mil quinientos (1.500) salarios mínimos legales mensuales vigentes, sin que sea procedente algún beneficio o subrogado penal”.

Operación mordaza, como en las grandes dictaduras. Es un golpe contra la democracia y la Constitución Política de Colombia, sabe el por qué, señor Lorduy, porque esta ampara a la libertad de expresión y permite a la prensa, realizar sus investigaciones y revelar las maniobras de los corruptos.

Lorduy, del Cambio Radical, quien quiere repetir curul, es disciplinado con sus patrones y por ello, sale este ‘mico’, uno nuevo que nos quieren imponer a los colombianos. Ojo, desde ya les advierto, ojo con las elecciones del 2022, ya quieren silenciar a los medios, evitar que denuncien a los corruptos, eso es tiranía, es un esperpento contra la democracia.

Además, fue César Lorduy, quien lideró la oposición contra la moción de censura en contra de la exministra Karen Abudinen. Me gustaría, al igual que a los periodistas y los colombianos, cuáles habrán sido las consideraciones tenidas en cuenta para aprobar esta locura. Quién te dio la orden, César, les dolió tanto que los señalaran, que les dijeran la verdad, que son corruptos, que se abudinean el erario del pueblo. No más, respeten y dejen que la verdadera prensa, libre y no vendida realice su trabajo, ¿en donde quedarían reconocidos ilustres de esta profesión como Daniel Coronell, María Jimena Duzán o Gonzalo Guillén? La verdad no los veríamos nunca más ejercer en el país; señor representante, por favor, hágase un favor y denuncie a los corruptos, o acaso le da miedo ser señalado en algún momento.

Ojo, mucho ojo. Ya están buscando la forma de callar, dominar y manejar todo a su antojo, más de como lo han venido haciendo. Ojo, porque se vienen las elecciones y quieren nuevamente seguir gobernando con impunidad y manejar la justicia de manera permeada. Los corruptos son corruptos y bandidos, más nada.