El estudio revelado por la Organización Panamericana de la Salud detalla que la violencia contra la mujer continúa siendo una violación de derechos humanos y un problema generalizado de salud pública en América. Isabella Danel, Directora Adjunta de la OPS señala “Un problema de esta magnitud sólo se puede solucionar a través de la colaboración entre sectores”.

Este mensaje unido al propósito de International Krav Maga Federation– IKMF se convierte en un llamado a las mujeres colombianas para que tomen la opción de aprender a defenderse. Daniel Santos Director de IKMF afirma “Krav Magá es una técnica de defensa contemporánea muy efectiva, no se trata de un arte marcial, la finalidad es salir con vida de un enfrentamiento real, haciendo uso de cualquier medio disponible. Al no ser un deporte, cualquier persona está en posibilidad de convertirse en un elemento de reacción que supera a los deportes tradicionales, aunque el krav magá posee técnicas su diferencia es que también lo construyen tácticas, estrategias y la combinación de las tres convierten a la persona o al operador en un elemento altamente reactivó para conservar la vida y el control y las situaciones violentas”.

El Krav Magá ayuda al manejo de los estados violentos o depresivos, control de miedos, atención dispersa y agresión, actualmente es practicada por miembros de seguridad privada, fuerzas armadas y policía en muchos países. “Desde la primera clase los participantes tienen la oportunidad de adquirir herramientas para su defensa, no requiere edad específica ni conocimientos previos” añade Santos.

En Cali, Bogotá y Bucaramanga (Colombia) ya existen escuelas para la formación de mujeres, sin embargo, en las demás ciudades del país y en Latinoamérica se ha implementado eventos continuos para que las personas acudan a formarse y se protejan de una amenaza.

Comentarios