PUBLICIDAD

La echada al agua del Ñoño Elías a funcionarios del Gobierno Santos

El Ñoño Elías decidió prender el ventilador y secar los trapitos sobre las acciones del Gobierno Santos contra Jorge Pretelt.

La echada al agua que hizo el exsenador Bernardo Miguel «el Noño» Elías hizo que la reputación del gobierno Santos se pusiera en tela de juicio. El Noño Elías entregó una declaración a la Fiscalía General la semana pasada donde acepta que hubo presiones por parte de dicho gobierno para «deshacerse» del exmagistrado Jorge Pretelt de la Corte Constitucional.

La revista Semana tuvo en exclusiva la declaración dada por Elías donde también mete al caso a Alfonso Prada. «El día de la votación de informe de la acusación en el Senado de la República, unas horas antes, se presentaron en el capitolio del Congreso, tres personas, de las cuales dijeron que iban delegados de presidencia de la República», afirma Elías.

Y para echarle más leña al fuego, Elías también mencionó, en dicha declaración, que Luis Miguel Pico lo incitó para que votara a favor de la ponencia acusatoria, ya que, con ese gesto quedaría con buenos ojos ante el Gobierno de Juan Manuel Santos y, que el mismo Miguel le confesó que le estaba, personalmente, pidiendo ayuda a sus colegas y amigos en el gobierno para que así pudieran llegar al cometido que era sacar a Pretelt de la Corte.

Elías y Luis Miguel Pico son viejos amigos porque estuvieron trabajando juntos en el ámbito político, y que fue por ello que se presume, que Pico lo incitó a semejante acto, por la «confianza» que se tenían.

Sin embargo, Ñoño cuenta que le parecía de mal gusto «pedir ese voto de esa forma sin analizarlo objetivamente». Y fue ahí donde él, decidió analizar el caso y tomar una decisión de manera objetiva.

Como si fuera poco, en este escándalo político que se formó en el Congreso, Elías fue capaz de echarle el bulto también, a Alfonso Prada, quien era el exdirector del Sena y exsecretario de la Presidencia durante el mandato de Santos, asegurando que él también le hizo insinuaciones y lo incitó, para que votara a favor de la acusación que estaba en contra de Jorge Pretelt. Y es que según Ñoño, Pretelt no quería renunciar pero que el gobierno estaba moviendo todas sus influencias con tal de sacarlo porque lo necesitaban fuera del camino para que los trámites del acuerdo de paz no se fueran a enredar.

Y para terminar de complicarle todo al Gobierno Santos y sus hechos poco éticos y legales, la Corte Constitucional, en ese tiempo, estaba revisando que tan legal era el acuerdo, y al parecer el voto de Pretelt era uno de los más importantes ya que, era un riesgo considerable para la aprobación.

Ya cansado de tanta manipulación, el exsenador decidió, hace ya un  buen tiempo, revelarse contra el exdirector del Sena mencionando: «No quiero problemas, pero lo que estoy haciendo es decirle la verdad al país. Pero si me ponen la denuncia, sería buena oportunidad para encontrarme con mi amigo Alfonsito Prada en la Fiscalía. De pronto podemos recordar viejas épocas, que me comente qué más pasó después de que yo salí del Congreso. Si de su secretaría siguieron nombrando recomendaciones, nombres en entidades como el Sena, para que él hiciera lo que quisiera a su antojo. O también hablaría de otras cosas; sería bueno tomarme un tinto con Alfonsito».

LaVibrante.Com