PUBLICIDAD

Karen Abudinen: la Asamblea del BID con gerencia de mujer

Al BID, a Colombia y a Barranquilla los unen muchas historias en común de desarrollo y de progreso, además de muchas personas que han sido protagonistas del avance en América Latina y el Caribe en los años recientes.

Una de esas personas es la Gerente para Colombia de la Asamblea BID 2020, la consejera presidencial para las regiones Karen Abudinen, quien asumió ese cargo por decisión del Presidente de la República, el también exintegrante del equipo del Banco, Iván Duque Márquez.

Ella es representante de excepción del rol protagónico de las mujeres en el desarrollo mundial. Barranquillera, abogada, apasionada por la infancia, el desarrollo social, la educación y las regiones, Karen es una experta en materializar las aspiraciones de la gente: tanto a nivel local como nacional, ha conseguido demostrar con hechos que las personas pueden alcanzar todo lo que se propongan, si mezclan pasión y conocimiento y las colocan al servicio de las grandes transformaciones.

La Universidad del Norte, la de Georgetown en Washington , el Banco Mundial, el BID, la Fundación Nu3, el gobierno distrital, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Consejería Presidencial para las Regiones, entre otros lugares en los que ha liderado, le han dado a esta mujer herramientas para trabajar con la gente, una inquietud que ya traía con ella desde su formación en el hogar, en donde aprendió el valor de trabajar sin pausa para servirle a la comunidad.

Liderar la Asamblea BID 2020 es un encargo muy especial en su carrera: le corresponde hacerlo en uno de los mejores momentos de Barranquilla en su historia, cuando en el mundo entero se habla de una ciudad que en tan solo diez años demostró que tomar la senda del desarrollo era posible, siempre que se unieran los esfuerzos de todos los actores ciudadanos a la inversión en infraestructura de calidad y, sobre todo, en la gente.

“No me digan que algo es imposible, esa palabra no está en mi vocabulario. Todo es posible”, dice, mientras acompaña cada detalle de la Asamblea, liderando un equipo organizador en donde el 70% de sus integrantes son mujeres. “A mi me gusta la eficiencia, las cosas bien hechas y con agilidad y entusiasmo. Cumplo lo que prometo. Me gusta la gente creativa y los proyectos sostenibles… justo de lo que vamos a hablar en este evento”, complementa.

La consejera cree en la equidad como un principio y ha promovido los derechos de las mujeres, con hechos concretos, en las entidades y organizaciones por donde ha pasado.

Ella hace parte de esa generación de colombianas que han ido por el mundo haciendo de su vida una prueba contundente del valor del liderazgo femenino y eso se ve reflejado en una Asamblea que es como la soñó, desde que recibió del Presidente Duque, en Guayaquil el año pasado, el encargo de organizarla: con presencia de las mujeres a todo nivel, desde la agenda hasta la ejecución, con la mirada y el toque único que las mujeres barranquilleras le dan a las cosas: la mezcla entre unión, sostenibilidad, inclusión, participación y creatividad. De hecho hay mujeres de todos los sectores, desde la producción del evento hasta las artesanías, y de diversas zonas de la ciudad, el departamento y el país.

Sin duda, Karen es ejemplo, este mes de marzo y en este Día Internacional de la Mujer, de todo lo que ellas pueden hacer y ya están haciendo por la sociedad y de cómo esta Asamblea BID 2020, será la mejor de la historia, en buena medida por el liderazgo de las mujeres.

leave a reply