Investigan presuntos vínculos de Tecnoglass con carteles de la droga – @ChrisDaes @TecnoglassSA

Hindenburg Research divulgó un estudio en el que denuncia presuntas irregularidades contables en la empresa.

WhatsApp

Este jueves, la  firma de investigación Hindenburg Research, divulgó un informe comprometedor sobre las posibles conexiones de Tecnoglass con los carteles de la droga, acuerdos familiares no revelados e irregularidades contables.

Dado ese informe,  la acción de Tecnoglass se desplomó en un 42%, a corte de las 10:35 a.m., en el índice Nasdaq.

La sospecha sobre Tecnoglass es que “ha falsificado una parte significativa de sus ingresos” y agregó que ha encontrado evidencia de ”acuerdos no revelados con partes relacionadas que tuvieron lugar después de que la gerencia afirmó haber remediado la cuestión”, manifestó la firma.

Hindenburg Research señaló que en su investigación revisó registros judiciales de EE. UU, así como en Colombia se chequearon presentaciones de valores, registros corporativos, registros de propiedad, registros de exportación e informes de los medios de comunicación que se remontan a décadas.

“Hemos identificado serias señales de alerta con respecto a la administración y numerosas transacciones con partes relacionadas no reveladas que ponen en duda los resultados financieros informados de la empresa”, indicó el informe.

“En 1996, los fiscales penales de EE. UU. presentaron cargos contra José y Christian Daes, el actual director ejecutivo y director de operaciones de Tecnoglass, alegando que los dos se desempeñaron como “gerentes y operadores” del cartel de Cali, ayudando a contrabandear armas y más de 200 toneladas de cocaína, y lavaron dinero. Se emitieron órdenes de arresto contra el director general José Daes y fue declarado prófugo”, dice la investigación realizada por la firma.

“En 1999, el actual director ejecutivo de Tecnoglass, José Daes, fue encarcelado en Colombia por acusaciones separadas de enriquecimiento ilícito después de que los fiscales encontraron cheques pagados a una subsidiaria de Tecnoglass por empresas fachada controladas por el jefe del cartel de Cali”, agrega Hindenburg Research.

“Los cargos contra los dos fueron luego desestimados o eliminados en un expediente judicial en su mayoría sellado, lo que llevó a los medios de comunicación locales a especular que el sellado pudo haber sido para proteger a quienes cooperaron en el enjuiciamiento de otros acusados”, dice la investigación.

“En 2004, el actual director ejecutivo de Tecnoglass, José Daes, recibió un disparo en la cabeza y el cuello durante un fallido intento de asesinato, que luego se atribuyó a un caudillo paramilitar de derecha que creía que Daes estaba tomando demasiados contratos corruptos del alcalde local”, anota Hindenburg Research.

“Tras la represión del cartel de Cali, los familiares de las personas responsables del lavado de dinero para un cartel sucesor de tráfico de cocaína conocido por su escuadrón de la muerte aparecen como accionistas tempranos clave en Tecnoglass y el negocio de fabricación relacionado con Daes. Seguían siendo accionistas en 2020″, advierte la investigación.

“Alrededor de 2012-2013, el director ejecutivo y director de operaciones de Tecnoglass fue objeto de escrutinio por parte de los reguladores colombianos por acusaciones de que establecieron 359 entidades ficticias corporativas como parte de un plan para manipular las elecciones de la Cámara de Comercio local. Posteriormente, las autoridades dictaminaron que la estructura corporativa de Tecnoglass era opaca y multaron a los hermanos Daes”, señala el informe.

“En diciembre de 2013, Tecnoglass salió a bolsa a través de un SPAC, pasando por 3 auditores en aproximadamente un período de 1 año. Los auditores señalaron específicamente debilidades materiales relacionadas con la identificación y conciliación de transacciones con partes relacionadas”, señala el informe.

“Dado lo anterior, sospechamos firmemente que Tecnoglass ha falsificado una parte significativa de sus ingresos. La compañía siempre ha tenido dificultades para recaudar ingresos, con sus días de ventas excepcionales (DSO) casi el doble de sus pares. En total, no tenemos fe en las finanzas de la empresa dados los antecedentes de la gerencia y las irregularidades que hemos descubierto. Alentamos a su auditor a realizar una revisión completa de las transacciones de sus clientes y los saldos pendientes”, señala la investigación.

“Tecnoglass es un fabricante de vidrio arquitectónico, ventanas y productos de aluminio asociados. La compañía fue fundada en 1984 por José Daes y Christian Daes, quienes continúan desempeñándose respectivamente como CEO y COO y directores hasta el día de hoy”, anota el informe.

“En 1996, doce años después de la fundación de la entidad predecesora de Tecnoglass, sus fundadores José y Christian Daes (directores actuales y director ejecutivo y director de operaciones, respectivamente), formaban parte de un grupo acusado por los fiscales del Departamento de Justicia de EE. UU. De traficar más de 200 toneladas de cocaína en Estados Unidos, contrabandeando armas automáticas y semiautomáticas de regreso a Colombia, y lavando dinero para el cartel de Cali. La acusación los incluyó entre los “Gerentes y Operadores” de lo que denominó “empresa de crimen organizado” del cartel de Cali”, señala Hindenburg Research.

“La gama de cargos de crimen organizado presentados por el Departamento de Justicia alegaba que los hermanos Daes eran parte de un grupo que contrabandeaba cocaína a los Estados Unidos desde Colombia ocultándola en productos de construcción como madera y concreto, o empaquetada entre brócoli congelado”, agrega el informe.

“Los cargos también alegaron específicamente que Christian Daes (también conocido como Cristian Daes) contrabandeó armas semiautomáticas y automáticas para el cartel de regreso desde Miami a Colombia”, sostiene.

“Una declaración jurada de uno de los investigadores principales del caso proporcionó evidencia de cómo el actual director general y director de Tecnoglass, José Manuel Daes, quien usó el alias “Yuyo”, aconsejó a los capos del cartel Gilberto y Miguel Rodríguez-Orejuela sobre cómo ocultar la cocaína en los envíos de vegetales congelados enviados desde Centroamérica a Miami”, dice Hindenburg Research.

“Una hoja de sanciones en la acusación muestra que el director de operaciones de Tecnoglass, Christian Daes, enfrentó 3 cargos con una pena máxima de cadena perpetua, junto con una pena máxima de lavado de dinero de 20 años”, señala el informe.

“La acusación también detalla cómo Daes supuestamente recibió dinero del principal enlace del cartel en Estados Unidos para comprar y transportar ametralladoras de regreso a Cali, Colombia”, agrega Hindenburg Research.