vientos_atlantico_estragos_barranquilla_lavibrante_lluvias

Cuando el reloj marcaba las 4:30 de la tarde de este sábado, un fuerte vendaval se presentó en los municipios de Sábanalarga, Usiacurí, Piojó, entre otras poblaciones del departemento del Atlántico.

Sabanalarga fue el municipio que más sufrió los estragos de este fenómeno natural.

Los vientos huracanados destrozaron el techo del estadio de fútbol Bolívar.

Además, colapsó el sistema de electricidad por lo cual gran parte de esta zona del departamento registró dificultades con el servicio de energía.

En los municipios de “Sabanalarga, Baranoa, Juan de Acosta, Tubará, Piojó, Luruaco, Repelón, Manatí, Suan, Candelaria y Santa Lucía el fluido eléctrico sufrió.

Como consecuencia de las fuertes brisas y el intenso aguacero cayeron árboles frutales como papaya, níspero,  mamón, entre otros. También hubo afectaciones en Pendales. El tornado que  duró varios minutos causó pánico entre las poblaciones afectadas.

Electricaribe informó a los pobladores de los municipios afectados que las subestaciones de Sabanalarga, Baranoa y Juan de Acosta sufrieron daños por el fenómeno natural que causo daños materiales en los municipios del centro y el sur del Atlántico.

Al cierre de esta nota las autoridades no reportan heridos ni víctimas que lamentar, solo daños materiales.

loading...

Comentarios

Dejar respuesta