PUBLICIDAD

Hoy le demostramos a la humanidad una acción climática contundente para tener el área marina protegida más grande del planeta, dijo el Presidente Iván Duque a su llegada a las Islas Galápagos

• Esta área está formada por el Parque Nacional Natural de Gorgona y el Santuario de Flora y Fauna de Malpelo, de Colombia; las Islas Galápagos, en Ecuador; la Isla de Coiba, en Panamá, y la Isla del Coco, en Costa Rica.

Colombia, Ecuador, Costa Rica y Panamá hoy le están demostrando a la humanidad una acción climática contundente para tener el área marina protegida más grande del planeta, dijo este viernes el Presidente Iván Duque a su llegada a las Islas Galápagos, en Ecuador, para participar –junto con el Presidente ecuatoriano Guillermo Lasso y el expresidente estadounidense Bill Clinton, entre otros– en la firma del decreto que amplía la Reserva Marina Galápagos en 60 mil kilómetros cuadrados.

“Acabamos de llegar a las Islas Galápagos, al Ecuador, a este patrimonio de la humanidad. Vamos a estar con el Presidente Lasso, también con el expresidente Bill Clinton, con los cancilleres de Costa Rica y Panamá, justamente dándole impulso a este gran esfuerzo que hemos hecho de tener el área protegida marina protegida más grande del planeta”, afirmó el Mandatario colombiano.

“Colombia expande sus áreas protegidas en Malpelo y Yuruparí, lo está haciendo el Ecuador con Galápagos, lo hace Panamá con Coiba y lo hace Costa Rica con Cocos. Hoy le demostramos a la humanidad que este esfuerzo colectivo, este trabajo multilateral, es para proteger el medio ambiente, proteger nuestras grandes reservas marinas, pero, sobre todo, para mostrar una acción climática contundente”, agregó.

“Así que estaremos adelantando esta valiosa visita y reforzando este mensaje de unidad: Colombia, Ecuador Costa y Panamá, juntos, por el área protegida marina más grande del planeta”, sostuvo el Presidente Duque, al iniciar su agenda en Galápagos, en compañía del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.

Cabe recordar que los presidentes de Colombia y Ecuador, y sus homólogos de Costa Rica, Carlos Alvarado, y de Panamá, Laurentino Cortizo, anunciaron en noviembre pasado, en la Cumbre COP26, que tuvo lugar en Glasgow (Reino Unido), la ampliación de sus áreas marinas protegidas, dentro del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR).

Esta área está formada por el Parque Nacional Natural de Gorgona y el Santuario de Flora y Fauna de Malpelo, en Colombia; las Islas Galápagos en Ecuador; la Isla de Coiba, en Panamá, y la Isla del Coco, en Costa Rica.

El pasado 17 de diciembre, durante el X Gabinete Binacional Colombia-Ecuador, celebrado en Cartagena, el Presidente Duque aceptó la invitación que le hizo su colega ecuatoriano para visitar las Islas Galápagos.

“Desde ya, Presidente, acepto la invitación para poder estar presente en Galápagos, y poder mostrar esta colaboración en materia ambiental”, expresó el Mandatario colombiano.

El área marina protegida más grande del hemisferio occidental

De acuerdo con el Presidente Duque, según lo expresó en noviembre de 2021 en Glasgow, la decisión de los cuatro países de ampliar sus áreas marinas protegidas es un hecho histórico: “Esto que estamos haciendo es histórico. Es histórico en lo ambiental, es histórico en conservación, es histórico en la protección de los mares y de los océanos, y es histórico en el trabajo en equipo”.

En esa ocasión, el Mandatario colombiano subrayó que este fue uno de los eventos más importantes de los que se llevaron a cabo en la COP26.

“Hoy nos encontramos cuatro naciones, Colombia, Costa Rica, Ecuador y Panamá, y estamos declarando cada uno de nosotros una extensión de las áreas protegidas marinas en el Pacífico Tropical. Pero lo estamos haciendo para, entre los cuatro, en coordinación y acción conjunta, lograr el área protegida marina más grande del hemisferio occidental, tal vez del mundo. Este esfuerzo de los cuatro países es muy significativo”, agregó.

Explicó que “aquí no solamente estamos hablando de territorio; estamos hablando de una de las regiones más ricas en el mundo en biodiversidad”.

El Presidente Duque anunció, en esa oportunidad, que los cuatro países van “a trabajar de la mano para proteger esta delimitación”, lo que incluye la cooperación en investigación y en seguridad para denunciar y luchar contra la ilegalidad en sus costas.

El Corredor Marino Este Tropical

El Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR) tiene cinco áreas núcleo: el Parque Nacional Natural de Gorgona y el Santuario de Flora y Fauna de Malpelo, de Colombia; Isla del Coco, de Costa Rica; Galápagos, de Ecuador, e Isla de Coiba, de Panamá.

En el caso de Colombia, la iniciativa contribuye a la meta de conservación del 30% de los mares y el territorio del país a 2030. Colombia tiene actualmente 12,4 millones de hectáreas en áreas marinas protegidas, y ha aumentado 10 veces la cobertura de estas áreas entre 2010 y 2021.

La decisión de Colombia es ampliar en 16 millones de hectáreas sus áreas oceánicas protegidas

Como parte de la iniciativa 30×30, que busca proteger el 30% de las áreas marinas y terrestres, el Presidente Duque Márquez anunció en Glasgow que Colombia logrará esta meta en sus mares a 2022, en lugar de 2030, es decir, ocho años antes de lo previsto en la iniciativa.

De esta manera, se ampliarán las Áreas Marinas Protegidas que representan el 13,39% de la superficie marina del país.

Colombia cuenta con una extensión de 207.040.800 hectáreas de territorio, de las cuales 92.866.00 hectáreas (cerca de un 44,85%) corresponde a territorio marino, siendo el único país de América del Sur con acceso a dos océanos.

Gracias al liderazgo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, ya se cuenta con una hoja de ruta para proteger 16 millones de hectáreas nuevas, adicionales a las 12.439.028 hectáreas que actualmente hacen parte de las Áreas Marinas Protegidas del país, trabajo que el MinAmbienta realiza en articulación con Parques Nacionales Naturales de Colombia, las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y otras entidades del Sistema Nacional Ambiental (SINA).

Para la meta de protección del 30% de nuestros mares se gestiona la creación de una nueva área protegida en Las Colinas y Lomas de la Cuenca del Pacífico Norte, otra en el Caribe (Cordillera Beata) y la ampliación del Santuario de Fauna Acandí, Playón y Playona; también se hará la declaración y/o reconocimiento de Medidas Efectivas de Conservación (OMEC) en el ámbito marino costero, y la ampliación del Santuario de Flora y Fauna de Malpelo y del Distrito de Manejo Integrado Yuruparí-Malpelo.

Esta última acción en Yuruparí-Malpelo es de especial relevancia, según lo expresó el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa, quien resaltó la importancia de los ecosistemas de esta zona, que sustentan una alta biodiversidad y brindan diversos servicios.

“Parte de la importancia de estas áreas radica en que soportan procesos biológicos esenciales, como la reproducción de las especies, lo que les permite ser fuente de recursos para las áreas circundantes y mantener las reservas de algunos recursos pesqueros”, dijo el Ministro Correa.

Importancia de las Áreas Protegidas

Los océanos tienen el 97% del agua del planeta y son el principal regulador del clima, además de absorber buena parte del carbono que se emite a la atmósfera.

Así mismo, estos ecosistemas son la mayor fuente de proteínas para la alimentación y se estima que más de 3.000 millones de personas dependen de los océanos para su alimentación.

Por ello, las áreas marinas protegidas son uno de los instrumentos más eficientes e importantes en la conservación de la biodiversidad costera y marina.

Colombia viene desarrollando acciones importantes para la conservación y el uso sostenible de sus mares.

Hoy en día el país cuenta con un Subsistema de Áreas Marinas Protegidas consolidado, a través del cual se gestionan 35 áreas marinas protegidas.

No obstante, aún queda una gran tarea en la conservación de los océanos y, por tal razón, el Gobierno se fijó el compromiso de llegar al 30% de dichas áreas, para asegurar la sostenibilidad de estos ecosistemas.

Adicionalmente, se avanza en la siembra de un millón de corales, buena parte de ellos en San Andrés y Providencia, que buscan a restaurar 200 hectáreas de arrecifes coralinos, para contribuir a la recuperación de estos ecosistemas, afectados por procesos erosivos y el cambio climático.

LaVibrante.Com