PUBLICIDAD

Hermano de Mauricio Leal fue capturado por el delito de homicidio

El hermano de Mauricio Leal, Jhoiner Leal, fue capturado por la Fiscalía General de la Nación en el sur de Bogotá. La decisión se tomó al encontrar una inconsistencia en el testimonio rendido por él sobre la forma en que habría hallado los cuerpos de sus familiares.

De acuerdo con Leal, él encontró los cadáveres de sus familiares al ir a la casa en la mañana del 22 de noviembre, luego de que no le respondieran el celular. Sin embargo, las cámaras de seguridad del lugar muestran que Jhoiner fue la única persona que estuvo en la casa la noche anterior y los cuerpos fueron hallados tras 30 horas de su deceso.

Leal se convierte en el primer capturado por el caso del asesinato de su hermano y su madre, la señora Marleny Hernández.

Asimismo, durante la noche de este viernes 14 enero la peluquería del fallecido estilista Mauricio Leal quedó en poder de la Fiscalía General de la Nación. Tras los hallazgos de la investigación para esclarecer las causas de su muerte y la de su madre, fue ordenado un procedimiento de embargo con fines de extinción de dominio.

Mientras se corroboran o se desmienten las sospechas del ente acusador sobre el origen del dinero utilizado para adquirir el predio, ubicado en el exclusivo sector de la Zona Rosa, este quedará en poder de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Los hallazgos
La investigación sobre el doble homicidio de Mauricio Leal y Marleny Hernández ha dado varios giros. El primero de ellos fue desestimar que se tratara de un homicidio suicidio, idea que se concibió por una carta de despedida encontrada en el lugar de los hechos.

Al descartar que el peluquero hubiera sido capaz de asesinar a su madre —porque ambos tenían una relación estrecha, según sus allegados— o de suicidarse —porque de él decían que “amaba la vida”—, la investigación se concentró en encontrar quién los asesinó y por qué.

El diario El Tiempo reportó una visita de los investigadores del CTI de la Fiscalía a la casa de La Calera donde vivían Leal y Hernández —y fueron asesinados el pasado 22 de noviembre—. En la inspección del predio, que duró cuatro horas, fueron hallados algunos documentos que respaldan compras hechas por el estilista.

Uno de los documentos que más llamó la atención del equipo investigador es un poder amplio y suficiente firmado por Leal y autenticado en la Notaría 11 de Bogotá, con el propósito de expandir sus negocios.

Sin embargo, los hallazgos más delicados son los movimientos bancarios de fuertes sumas de dinero, las pruebas de que un allegado suyo hizo veinte viajes a Antioquia en menos de dos meses y las facturas de los gastos del negocio que se abriría en el municipio de Cajicá. Los ingresos y los egresos de los documentos registrados no son coherentes entre sí.

Delitos hallados sin querer
Según la Fiscalía, estos hallazgos podrían ser indicio de un enriquecimiento ilícito por parte del estilista, que podría estar relacionado con actividades de minería ilegal. Por esta sospecha se dio la orden de embargar la peluquería mientras la investigación avanza.

Una hipótesis que también se ha manejado es la presencia de dineros del narcotráfico; de forma específica, a los cuatro narcotraficantes vallecaucanos pertenecientes a “La gran alianza”. La investigación ha sugerido que algunos dineros que entraron a la cuenta de Leal tienen origen en este grupo delincuencial. Entonces, también habría incurrido en lavado de activos.

El curso de la búsqueda ahora apunta a los participantes de las irrisorias transacciones bancarias, puesto que la declaración de esas personas podría dar con las motivaciones y el paradero de los asesinos de Leal y su madre.

LaVibrante.Com