PUBLICIDAD

Gracias a un pulmón artificial, mujer en estado de embarazo logra recuperarse del covid

Una segunda oportunidad gracias a la ciencia.

Una mujer de 30 años de edad quien padecía una neumonía bilateral por causa del SARS-CoV- 2, se encontraba con 26 semanas de embarazo. Afortunadamente, logró recuperarse, y el periodo de gestación alcanzó a completarse con éxito y total normalidad para dar luz a su pequeña hija. El milagro se dio en el Hospital Universitario 12 de octubre en Madrid, uno de los centros médicos de referencia que disponen de este tipo de técnica (pulmones artificiales).

Sara, que es el nombre de la paciente, ingresó a UCI el 25 de mayo al haber empeorado su estado de salud en el Hospital donde se encontraba anteriormente (Hospital Universitario Fuenlabrada). El equipo médico de este hospital decidió que la mejor opción para ella el sistema de Oxigenación por Membrana Extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés).

Este es un circuito que reemplaza temporalmente la función respiratoria de los pulmones con el fin de que puedan descansar, y en unos días, puedan volver a la ventilación estándar. Este mecanismo puede utilizarse durante días o semanas continuas. Este se retira cuando el paciente logra estabilizarse y así, en cuando se pasa al método estándar de ventilación mecánica.

Sara pudo trasladarse de hospital por el sistema de transporte Ecmo a través de una UVI móvil del SUMMA 112, gracias a un programa implementado en la comunidad de Madrid en diciembre de 2020.

Este complejo equipamiento oxigena la sangre del paciente tras pasar por un circuito de circulación extracorpórea devolviéndola al organismo demostrando la eficacia que tiene para el covid-19 en las situaciones más críticas.

Según Emilio Renés, quien es jede de sección de Medicina Intensiva mencionó que este programa “existe desde hace más tiempo en otras comunidades autónomas, como la valenciana y la catalana, y en otros países con el fin de centralizar ciertas terapias complejas en los hospitales de referencia y dar igualdad de oportunidades”.

Para Sara, el pulmón artificial ayudó a la mejoría respiratoria por lo que después de 10 días en la UCI del 12 de octubre, se le retiró el Ecmo. El 5 de junio se le quitaron los tubos y se le suprimió la sedación, y fue trasladada a la planta de hospitalización convencional dos días después.

En su momento, por su estado de gestación, los especialistas de Obstetricia y Ginecología se mantuvieron supervisando la evolución fetal, controlando su desarrollo, niveles de líquido amniótico y movimientos del feto con respecto a la sedación materna.

LaVibrante.Com