PUBLICIDAD

Gobierno radica proyecto de ley para lograr una política integral migratoria

El constante aumento de la migración venezolana, combatir las redes criminales y cumplir con las responsabilidades multilaterales y de orden regional son los ejes del proyecto de ley que presentó el Gobierno colombiano para establecer una política integral en esa materia.

Así lo aseguró este viernes el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, al explicar la iniciativa que se radicó ayer en la Secretaría del Senado y que comenzará a ser estudiada en la legislatura que arrancó el pasado 20 de julio.

El proyecto de ley tiene como objetivo garantizar una migración segura, ordenada y regular, además de materializar uno de los compromisos del Presidente de la República, Iván Duque, de unificar normas dispersas que regulan diferentes aspectos del fenómeno migratorio, adaptándolas además a las nuevas dinámicas que afectan al país.

Trujillo explicó que la nueva ley «define la política integral migratoria del Estado colombiano» que fue recogida en un documento que tiene siete capítulos y 80 artículos.

«Tenemos una normatividad dispersa (…). Se va a responder a la nueva característica de la migración en Colombia», dijo Trujillo, quien aclaró que si bien es cierto que la migración venezolana es un reto que afronta Colombia, la «ley es para todos los extranjeros».

Recordó que Colombia sigue siendo primordialmente un país emisor de migrantes, no obstante, también es receptor y lugar de tránsito de miles de extranjeros, incluyendo venezolanos.

Según la ONU, 3,3 millones de personas han abandonado Venezuela desde enero de 2016 y 1,3 millones están en Colombia a donde llegan en busca de un mejor futuro pues su país está inmerso en una crisis social, económica y política.

Venezuela atraviesa un pico de tensión política desde el pasado enero, cuando Nicolás Maduro juró un nuevo mandato de seis años que no reconoce la oposición y parte de la comunidad internacional porque el chavista obtuvo la reelección en unos comicios en los que se les prohibió participar a los principales líderes opositores.

El canciller Trujillo dijo, igualmente, que la nueva ley «define la política para otorgar incentivos a fin de estimular la migración calificada», pero que para eso habrá diálogos con los diferentes sectores productivos del país para saber cuáles son sus recomendaciones.

Añadió que la iniciativa «responde a las obligaciones internacionales del Estado colombiano en materia multilateral en el orden regional y también en materia bilateral».